Por qué estoy tan triste: por qué esto puede no ser un sentimiento pasajero

Los sentimientos de tristeza son parte de la vida. Después de todo, la gama total de emociones que experimentamos regularmente puede incluir mucho más que felicidad y tristeza. Sin embargo, existe una clara diferencia entre un estado de ánimo triste y tener sentimientos tristes todo el tiempo.

Fuente: rawpixel.com

Y aunque los sentimientos tristes están bien de vez en cuando, llega un punto en el que te preguntas: '¿Por qué estoy tan triste?' Esto podría ser una indicación de que hay mayores fuerzas en juego y que es más que un simple estado de ánimo triste.



Los sentimientos de tristeza persistentes en realidad pueden ser depresión clínica. Es importante comprender que hay una diferencia entre los momentos en que se siente triste y deprimido, ya que este último es un problema de salud mental que debe abordarse.

Entender la tristeza vs. Depresión



Los sentimientos tristes son una cosa. Sentirse constantemente triste y pensar, '¿por qué estoy tan triste?' es completamente diferente. Los sentimientos prolongados de tristeza pueden significar más. Seguro, tal vez podría ser simplemente un mal momento en la vida. Todos pasamos por ellos. Pero, ¿y si no es tan simple?

La depresión es mucho más grave. Se trata de algo más que sentimientos tristes. Es un desequilibrio químico clínico en el cerebro que puede tener efectos de largo alcance en el resto de su cuerpo. Ignorar esos signos no es algo que deba hacer, ya que puede ser peligroso para su salud en general.



Hay señales que debe buscar que podrían indicar que sus sentimientos de tristeza tal vez sean algo más. En lugar de ignorar esos sentimientos tristes, preste atención a algunos de los siguientes signos.



Falta de enfoque o conducción

Puede ser fácil descartar la falta de concentración o impulso como aburrido o no estar interesado en la tarea en cuestión. Pero si ocurre con más frecuencia de la que debería y tienes sentimientos tristes que lo acompañan, esto podría ser un signo de algo más.

Incluso si tienes una & ldquo; gran vida & rdquo; puede sentir que no tiene dirección o que no sabe qué hacer con usted mismo. Asumir las responsabilidades de su vida con menos seriedad que la máxima también puede generar problemas. Dar las cosas por sentado se convierte en parte de la vida cotidiana.

No ver lo bueno de la vida puede ser más que simplemente no tener una actitud positiva. Puede ser una de las muchas señales de que existe un desequilibrio con las sustancias químicas de su cerebro. Hay pensamientos de que puedes cambiar todo con tu mentalidad, pero no es tan simple.



Fuente: rawpixel.com

Factores ambientales

El hecho de que se sienta triste o tenga sentimientos tristes no significa automáticamente que sea depresión. Quizás hay factores en tu vida que están contribuyendo a la forma en que te sientes. Y lo que pasa con los factores externos es que pueden abarcar cualquier cosa.

Tal vez las cosas vayan mal en el trabajo o en la escuela. Quizás una relación acaba de terminar. Los problemas de dinero son uno de los factores de estrés más comunes. Si esta tristeza persiste incluso cuando esos factores ambientales han mejorado, es posible que no sean esos factores externos los que fueron el problema.

Examinar tu vida y ver las cosas que te causan estrés es un primer paso esencial para descubrir si realmente es una depresión o algo más. Hay muchos factores en nuestra vida diaria que pueden resultar en estrés y tristeza, pero cuando esas cosas persisten, puede ser difícil de detectar.

Auto-depreciación

Todos conocemos a esa persona que parece reírse de sí misma todo el tiempo. Señalan sus propios defectos y tratan de hacerlos pasar como si estos sentimientos fueran simplemente burlarse de las cosas que perciben como negativas.

Pero la mayoría de las veces, esos sentimientos se deben a que existe una autoestima negativa. Cuando esto sucede, esa persona puede sentirse inútil, como si no fuera lo suficientemente importante como para ser amada o cuidada. Hablar negativamente sobre uno mismo es tóxico, aunque parezca inofensivo en ese momento.

El estrés y la baja autoestima pueden provocar tristeza en todos nosotros. Pero algunos de nosotros respondemos hablando mal de nosotros mismos en lugar de mirar más profundamente el problema. La mayoría de las veces, las personas que se burlan constantemente de sí mismas se sienten tristes o tienen sentimientos de tristeza constantes.

¿Qué hacer al respecto?

El primer paso es preguntarse: '¿por qué estoy tan triste?'. y hacer un punto para hacer algo sobre esos sentimientos tristes. Si crees que realmente es un problema en tu vida, el primer paso es hablar con un profesional como los de ReGain. Puede que no suene como lo más divertido hablar con un terapeuta, pero puede abrir caminos dentro de ti que quizás no sabías que existían.

Fuente: rawpixel.com

Hablar con un profesional sobre esos sentimientos tristes puede abrirte más sobre cómo te sientes y piensas en general. Y poder hablar de estos sentimientos también significa que esos profesionales pueden realizar un diagnóstico.

Hay quienes sienten que la depresión es una moda pasajera y que se trata de nuestras propias mentalidades. Pero el quid de la cuestión es que la depresión es un desequilibrio químico en el cerebro. Esos químicos dictan cómo piensas y sientes, y si hay un desequilibrio, nunca lo sabrás.

Si ha consultado a un profesional y se ha determinado que no se trata de una depresión clínica o si desea probar una vía diferente, existen otros cursos de acción a seguir.

Sea claro acerca de los valores.Cuando nos sentimos tristes, es fácil perder de vista las cosas de nuestra vida que tienen valor para nosotros. Podría ser un trabajo, amigos, familia, una mascota; sean lo que sean esas cosas, te traen felicidad, te des cuenta o no.

Identificar estos valores puede darle un mayor sentido de perspectiva. Si valora su trabajo, tal vez pueda darle una sensación de logro y logro. Cualesquiera que sean esos valores, identificarlos puede proporcionarle algo en lo que concentrarse. Tener estos enfoques puede conducir a una mejor sensación de felicidad en su vida.

Concéntrese en las cosas agradables de la vida.Durante los momentos en los que parece que nada está bien, concentrarse en las cosas buenas de su vida puede ayudar a combatir esos sentimientos negativos. Participar en las cosas que traen alegría a tu vida puede ser suficiente para salir de esa rutina y traer sentimientos de felicidad nuevamente.

No se trata de & ldquo; ser positivo & rdquo; o hacer cosas porque la gente te dice que debes hacerlo. Se trata de encontrar algo que realmente disfrute, que pueda darle propósito y luz a su vida. No hará que esos malos sentimientos desaparezcan por completo, pero los ayudará a no superar cada fibra de su ser.

Acepta la tristeza.Creemos que estar triste o sentirse mal no está bien, pero eso no podría estar más lejos de la verdad. Claro, no es genial dejar que domine nuestras vidas y se convierta en algo preocupante. Pero el quid de la cuestión es que sentirse triste es completamente normal.

Fuente: rawpixel.com

Reconoce que estás triste. No lo ocultes, no lo luches, solo acepta que es algo en tu vida. Evitar la tristeza en realidad puede hacer más daño que bien. No intente adormecer la tristeza (beber NO es una buena idea si se siente particularmente triste), simplemente deje que esos sentimientos existan.

Tómate un minuto para reconocer esos sentimientos. Llora si es necesario porque llorar es una excelente manera de eliminar algunas de esas emociones y, de hecho, se ha demostrado que reduce el dolor y mejora el estado de ánimo. Y una vez que haya pasado por ese proceso, intente seguir adelante. Revolcarse en esa tristeza es donde realmente comenzamos a caer en la depresión.

Establezca metas pequeñas.Si ha estado luchando con sentimientos de tristeza o fracaso o con cualquier otro sentimiento particularmente negativo, salir de esos sentimientos puede comenzar por sentar las bases del éxito. Puede comenzar con algo pequeño: levantarse a tiempo y ponerse manos a la obra. Prepara un café. Muévanse.

Estas pequeñas cosas pueden construir esa base para que pueda comenzar a sentirse mejor consigo mismo a medida que avanza el día. Si esto no le ayuda, y realmente lo está intentando, entonces puede ser el momento de consultar a un profesional. Simplemente aceptar que estás triste todo el tiempo no es saludable y requiere algún tipo de intervención profesional.

Está bien estar triste. Es cuando esa tristeza persiste, se convierte en un pilar de nuestras vidas que es un verdadero problema que debe abordarse. No ignore esa tristeza persistente. No lo descarte como un sentimiento que parece tener.

Evalúe verdaderamente su vida y no tenga miedo de buscar ayuda si no hay una respuesta disponible a las preguntas retóricas de su vida. La tristeza está bien de vez en cuando, pero no dejes que se convierta en un factor dominante en tu vida. Si estos sentimientos persisten, comuníquese con un consejero capacitado para que le brinde ayuda.