¿Cuáles son algunas técnicas terapéuticas que ayudan a la depresión?

La depresión es uno de los tipos más comunes de trastornos de salud mental en los Estados Unidos. De hecho, más del siete por ciento de los adultos estadounidenses viven con depresión en este momento, según el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH). Eso es alrededor de 17 millones de personas en total. Aunque las mujeres tienen el doble de probabilidades de sufrir depresión, cualquier persona de cualquier sexo, edad o raza puede sufrir este trastorno debilitante.

Fuente: rawpixel.com

Sepa cuándo buscar ayuda



Desafortunadamente, muchas personas con depresión no reciben tratamiento, por lo que el número puede ser mucho mayor que 17 millones. Ya sea por miedo, vergüenza o negación, miles de personas con depresión viven con la enfermedad. Pero la depresión también es uno de los trastornos más tratables. Con tratamiento, aproximadamente el 80% de las personas con depresión presentan una disminución de los síntomas. Es fundamental conocer los síntomas para que pueda obtener ayuda si la necesita.

Los síntomas de la depresión

La depresión también se presenta en diferentes tipos, pero los síntomas son todos similares, con la excepción del trastorno bipolar, que tiene síntomas de depresión y síntomas maníacos. Ya sea que tenga un trastorno depresivo mayor, un trastorno depresivo persistente, un trastorno afectivo estacional, depresión posparto o cualquiera de los otros tipos, los síntomas de depresión incluyen:



  • Sentimientos de tristeza que duran más de dos semanas.
  • Llorando sin motivo aparente
  • Falta de interés en las actividades que suele disfrutar
  • Incapacidad para dormir o dormir más de lo habitual
  • Fatiga crónica sin importar cuánto duerma
  • Baja autoestima
  • Ansiedad
  • Sentirse desesperado o culpable
  • Dificultad para tomar decisiones o concentrarse
  • Lapsos de memoria
  • Comer más o menos de lo habitual
  • Pérdida o aumento de peso
  • Pensamientos de suicidio

El tratamiento puede ayudar

Nadie debe ignorar estos síntomas y esperar a que desaparezcan. De hecho, ignorar los signos de depresión probablemente solo empeorará las cosas. Alternativamente, si es un ser querido quien tiene estos síntomas de depresión, es posible que no sepa cómo manejar su relación con él. Si resulta ser causado por un desequilibrio químico en el cerebro, la medicación puede tratarlo fácilmente. Existen otras causas o riesgos de depresión, que incluyen:



  • Género:Las mujeres tienen el doble de probabilidades que los hombres de tener depresión.
  • Ambiental:Vivir con abuso, adicción o problemas económicos puede desencadenar la depresión.
  • Drogas:Algunos tipos de medicamentos pueden causar depresión.
  • Genética:La depresión podría estar incorporada en sus genes, lo que significa que eventualmente la habría contraído sin importar lo que hiciera.
  • Enfermedad física:Ciertos tipos de problemas físicos también pueden causar depresión. Algunos de estos incluyen enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer.
  • Abuso de sustancias:Aproximadamente el 30% de las personas con adicción al alcohol o las drogas también padecen depresión.
  • Dolor:La pérdida de un ser querido también puede desencadenar la depresión.

Habla con alguien



Fuente: rawpixel.com

Si usted o alguien que conoce tiene alguno de los signos de depresión, o si le preocupan sus factores de riesgo, hable con alguien. Es mejor obtener ayuda de un proveedor de atención de salud mental profesional como los de ReGain.us. Nuestros terapeutas están capacitados en todo tipo de terapias y técnicas terapéuticas para cualquier tipo de trastorno mental o emocional. Algunos de los tratamientos terapéuticos más comunes para la depresión son la terapia cognitivo-conductual, la terapia farmacéutica, la terapia psicodinámica, la terapia interpersonal, la terapia conductual dialéctica y la terapia existencial. Otros, como la terapia electroconvulsiva y la estimulación magnética transcraneal repetitiva, no son tan comunes pero se utilizan en algunos casos.

Terapia de conducta cognitiva

La terapia cognitivo-conductual se enfoca en aprender a cambiar su forma de pensar para mejorar su comportamiento. Este tipo de terapia es buena para la depresión, ya que le enseña a concentrarse más en lo positivo y menos en lo negativo. El razonamiento es que las personas con depresión tienen puntos de vista negativos sobre sí mismos, su vida y su futuro. Al ayudarlo a encontrar y modificar sus opiniones negativas, puede reemplazarlas con más positividad. Pero no se centra solo en tus pensamientos. La terapia cognitivo-conductual analiza sus patrones de pensamiento, así como los comportamientos que contribuyen a su depresión. Algunas de las formas en que su terapeuta puede ayudar con esto son escribiendo un diario, practicando técnicas de relajación y enfocándose en las metas.

Terapia farmacéutica



Otro tipo de terapia que funciona bien para la depresión es la terapia farmacéutica o la terapia con medicamentos. En aquellos con un desequilibrio químico en el cerebro, la medicación es la única forma de equilibrarlos. Algunos de los medicamentos que se pueden usar incluyen:

  • Antidepresivos tricíclicos como imipramina y nortriptilina.
  • Inhibidores de la recaptación de serotonina-norepinefrina como duloxetina o desvenlafaxina.
  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, incluidos escitalopram, sertralina y fluoxetina.

Siempre habrá efectos secundarios de cualquier medicamento, pero algunos de los más comunes son náuseas, aumento de peso, estreñimiento, boca seca, insomnio, fatiga, pérdida del deseo sexual y visión borrosa. Hable con su médico si tiene alguno de estos u otros efectos secundarios.

Terapia psicodinámica

Incluso si le administran medicamentos para la depresión, la psicoterapia (terapia de conversación) con un terapeuta o consejero autorizado es esencial. El simple hecho de tomar un medicamento y no recibir terapia puede ser útil, pero no le brindará los beneficios que conlleva hacer ambas cosas. Esta forma de psicoterapia es excelente para la depresión y para muchos otros trastornos como la ansiedad, el trastorno bipolar y la adicción. Con la terapia psicodinámica, se asume que la depresión es causada por algún tipo de conflicto o incidente pasado. Por lo general, es algo que sucedió cuando eras niño. El objetivo es que se dé cuenta de ese incidente pasado para que pueda lidiar con él.

Fuente: rawpixel.com

Terapia interpersonal

Esta forma de terapia funciona bien para la depresión porque aumenta su capacidad para comprender sus sentimientos. La terapia interpersonal ha tenido éxito en la eliminación o disminución de los síntomas depresivos en personas con todas las formas de depresión. El tratamiento por tiempo limitado suele durar aproximadamente 13 semanas y consiste en observar sus relaciones pasadas y presentes para encontrar patrones que puedan necesitar ser alterados. El terapeuta utilizará estrategias específicas para ayudar a cambiar sus déficits interpersonales. Al enfocarse en uno o dos problemas en su vida, el terapeuta puede trabajar con usted y sus seres queridos para brindarle el apoyo social que necesita.

Terapia conductual dialéctica

Otra forma de terapia para la depresión es la terapia conductual dialéctica (DBT). Este tipo de terapia se utiliza para todo tipo de problemas mentales y emocionales, así como para la depresión. Es una forma de terapia cognitivo-conductual, pero se enfoca en ayudarlo a aceptar su trastorno mental para que pueda cambiar las cosas en su vida. Hay cuatro pasos en este tipo de terapia, que incluyen terapia individual, entrenamiento de habilidades grupales, entrenamiento telefónico y consulta. Una parte importante de este tratamiento incluye sus relaciones con otras personas, como su cónyuge o pareja. El terapeuta puede ayudarlo a desarrollar nuevas habilidades para mejorar sus relaciones y ganar una nueva confianza en sí mismo.

Terapia existencial

La terapia existencial se enfoca en la búsqueda de significado, autodeterminación y libre albedrío. Este tipo de terapia es una excelente opción para la depresión porque le enseña a aprender a ser más consciente de sí mismo y de sus emociones negativas. Con la terapia existencial, su terapeuta se enfoca en usted en lugar de en su enfermedad, lo que le brinda una mejor capacidad para tomar decisiones más saludables para que pueda alcanzar su máximo potencial. La creencia es que su conflicto proviene de la falta de control y aceptación de su existencia. Por ejemplo, a los que tienen miedo a la muerte se les enseñará a afrontar que es inevitable y aprenderán a aceptar ese hecho.

Terapia electroconvulsiva

Este controvertido tratamiento generalmente solo se usa en casos graves de depresión que no pueden tratarse con medicamentos. Aquellos que han probado muchos tipos diferentes de terapia sin suerte pueden optar por recibir terapia electroconvulsiva para básicamente & ldquo; reiniciar & rdquo; el cerebro. Actúa dando al cerebro una pequeña estimulación eléctrica mientras el paciente está bajo anestesia. Para este tipo de terapia, necesita un equipo médico especializado y un psiquiatra. Son los efectos secundarios los que causan controversia. Este tipo de terapia puede provocar pérdida de memoria, alteraciones cognitivas, convulsiones, dolores de cabeza y fatiga.

Estimulación magnética transcraneal repetitiva

Este es un tratamiento más nuevo que también se usa para tratar la depresión que no responde al tratamiento. La estimulación magnética transcraneal repetitiva utiliza campos magnéticos para estimular áreas específicas del cerebro que se cree que causan depresión. Hay menos efectos secundarios y riesgos con este tratamiento, pero es una terapia más nueva que aún se encuentra en sus primeras etapas. Los posibles efectos secundarios incluyen dolores de cabeza leves, espasmos musculares y dolor temporal en el sitio de estimulación.

Ideas alternativas para ayudar con la depresión

Si bien existen otros tratamientos disponibles, estos son los más comunes y pueden ser un buen punto de partida para ayudarlo a usted oa su ser querido a sanar. Otros tratamientos menos comunes incluyen ejercicio, meditación, yoga, musicoterapia, cannabidiol (CBD) y grupos de apoyo. Algunas personas que sufren de depresión confían en fuentes naturales o de hierbas como la hierba de San Juan o el aceite de pescado. Sin embargo, debe consultar con su médico antes de probar cualquier suplemento herbal o natural.

Fuente: rawpixel.com

Ayuda profesional para la depresión

La depresión puede afectar todos los aspectos de su vida, incluidas sus relaciones personales, su carrera y su salud física. Es posible que no pueda mantener una relación o un trabajo debido a los cambios de humor, la fatiga y la falta de motivación. Es fácil obtener ayuda con ReGain.us porque ni siquiera tiene que salir de su casa para hacerlo. Pruebe la terapia en línea con uno de nuestros terapeutas o consejeros autorizados que estén capacitados en el tratamiento de la depresión. Ni siquiera necesita una cita.