Mi esposo siempre está enojado: ¿es mi culpa?

Vivir con un esposo enojado puede parecer que estás caminando sobre cáscaras de huevo. Un movimiento en falso y la frágil paz que has creado pueden derrumbarse. A menudo, sin previo aviso de que está a punto de suceder.

Fuente: rawpixel.com

Cuando algo finalmente lo desencadena, es posible que se pregunte: ¿es mi culpa?



Como mujeres, tendemos a ser más agradables que nuestros homólogos masculinos. No debería sorprendernos que lidiar con un comportamiento incontrolable pueda ser tan incómodo y emocionalmente dañino. Aún más doloroso, sin embargo, es cuando tu esposo te culpa de su enojo.

Hoy queremos ayudarte a entender por qué la ira de tu esposo nunca es culpa tuya. Le explicaremos algunas de las posibles causas de la ira de su esposo. Además, le daremos tácticas que usted y su cónyuge pueden usar para cultivar un ambiente más pacífico y amoroso en el hogar.



¿Listo para aprender más? Vamos a sumergirnos.

Lo primero es lo primero: si tu esposo siempre está enojado, no es tu culpa

& ldquo; ¡Si no me hubieras provocado, no habría levantado la voz! & rdquo;



& ldquo; ¡Deja de actuar como un idiota y dejaré de llamarte estúpido! & rdquo;



& ldquo; ¡No deberías haberme hecho enojar si no quisieras que te golpeara! & rdquo;

¿Alguna de estas frases te suena familiar? Si la respuesta es sí, no estás solo. Tampoco es usted el único que siente que tiene la culpa de la ira de su marido. Después de todo, cada una de las declaraciones anteriores le dice que la ira de su esposo es culpa suya.

Sin embargo, cuando su esposo le culpa a usted de su enojo, también renuncia a su responsabilidad de lidiar con ese comportamiento enojado y potencialmente cambiarlo. Porque, al final, es solo eso:suresponsabilidad de elegir una mejor manera de lidiar con su ira que desquitarse contigo.

La capacidad de asumir la responsabilidad de los propios sentimientos y acciones es el sello distintivo de un adulto sano y que funciona bien. Sin embargo, los expertos sugieren que cuando un adulto no se hace responsable de sus comportamientos, pueden suceder algunas cosas.



En primer lugar, culpar a los demás por el comportamiento de enojo refuerza los problemas de enojo de su esposo. Piénselo: si su esposo cree que su enojo es siempre culpa de otra persona, puede comenzar a creer que no tiene control sobre sus arrebatos de ira. Cuando esto sucede, puede caer aún más en esta mentalidad de víctima, causando arrebatos peores y más frecuentes a medida que se siente cada vez más fuera de control.

En segundo lugar, culpar a los demás puede crear una dependencia poco saludable en una relación. Asumir la responsabilidad de cualquier acción puede provocar sentimientos de ansiedad incluso en la persona más segura. Cuando su esposo, en cambio, le atribuye la responsabilidad de estos sentimientos, es posible que inconscientemente espere que usted también lo calme. A sus ojos, es tu responsabilidad calmarlo y, si no lo haces, él ve esto como una provocación, una excusa para volar su cabeza.

¿Cuál es el resultado final? Culpar a los demás por nuestros sentimientos es un mecanismo de afrontamiento que todos usamos para protegernos de la vergüenza y la culpa de saber que nadie tiene la culpa sino nosotros mismos.

Sí, lo has leído bien: el único culpable del estallido de ira de tu marido es tu marido.

Sin embargo, cultivar una relación estable y amorosa con un esposo enojado requiere más que saber dónde está la culpa. Usted, y él, también deben comprender de dónde provienen los problemas de ira de su esposo. Solo entonces, usted y su cónyuge podrán avanzar hacia un mejor ambiente hogareño.

Problemas mentales y físicos que podrían estar provocando el enojo de su esposo

Cierta cantidad de ira es completamente normal e incluso saludable. De hecho, la ira evolucionó como una ventaja necesaria para la supervivencia humana.

La ira sólo se convierte en un problema cuando se sale de control, uno dice o hace cosas de las que se arrepiente, cuando se sale de control.

La ira fuera de control es a menudo un signo de una condición subyacente más significativa como el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) o un problema de abuso de sustancias. Otras afecciones que incluyen la ira como síntoma son:

Fuente: rawpixel.com
  • DepresiónLa depresión mayor afecta al 1% de la población de EE. UU., La mayoría de las cuales son mujeres. Sin embargo, los estudios sugieren que la tasa de depresión en los hombres no es menor; lamentablemente, es lamentablemente poco informado. Teniendo en cuenta que la ira y la irritabilidad son síntomas característicos de la depresión, es posible que su esposo esté lidiando con un trastorno de salud mental no diagnosticado.
  • DolorSi su esposo está experimentando una cantidad extraordinaria de ira inexplicable, el dolor podría ser el culpable. La ira es una de las etapas del duelo, que puede ocurrir después de la muerte de un ser querido, un divorcio reciente o incluso perder un trabajo.
  • Estrés altoAl igual que la ira, cierta cantidad de estrés es bueno para usted. Puede empujarlo a obtener la promoción que desea o terminar la carrera de 10 km para la que ha estado entrenando. Sin embargo, no manejar una gran cantidad de estrés en el trabajo o en el hogar puede provocar síntomas adversos para la salud, incluida la ira.
  • Trauma emocional no abordadoLa ira es uno de los síntomas más comunes de traumas emocionales no tratados, como el abuso infantil o un desastre en el lugar de trabajo. Por ejemplo, los veteranos con PTSD informan sentirse como si estuvieran en modo de supervivencia en todo momento. Como hemos mencionado, la ira es un instinto de supervivencia, lo que explica por qué muchas personas con PTSD también sufren de ira incontrolable.
  • Testosterona bajaExiste la idea errónea de que la testosterona induce la ira. A menos que su esposo esté usando testosterona sintética (es decir, esteroides), lo contrario es en realidad cierto: la testosterona baja se asocia con ira e irritabilidad.

Una última razón por la que su esposo siempre está enojado podría deberse a las normas sociales.

La sociedad no tolera la expresión emocional en los hombres, así como la emotividad en las mujeres. Desafortunadamente, esto se debe a que los padres tienden a alentar a sus hijos pequeños a reprimir sus sentimientos, especialmente los negativos como la ira, el miedo y la tristeza.

Ahora, la investigación emergente apunta a la supresión de las emociones a una edad temprana como un indicador de complicaciones de salud en la edad adulta. Complicaciones como una mayor tasa de depresión, vulnerabilidad al uso y abuso de sustancias y una mayor probabilidad de experimentar un alto nivel de estrés, todos los cuales se sabe que desencadenan una ira descontrolada en la edad adulta.

Cómo lidiar con un esposo enojado sin sacrificarte

Ahora que comprende algunas de las posibles razones detrás del enojo de su esposo, queremos ayudarlo a aprender cómo lidiar con él. Aquí, le daremos nuestros consejos sobre la mejor manera de lidiar con un esposo enojado sin sacrificar su felicidad.

1. Cambie su perspectiva

Siéntete empoderado porque, aunque no tienes mucho control sobre la forma en que tu esposo te responde, sí tienes control sobre cómo reaccionas ante él.

Recuerde: la ira de su esposo es una señal de que se siente débil. Acérquese a él desde un lugar de empatía en lugar de miedo o rabia propia (no importa cuán justificado sea).

Fuente: rawpixel.com

Cambiar tu perspectiva también puede significar ser honesto contigo mismo. No, la ira de su marido no es culpa suya, pero ¿está haciendo algo para agravar la situación? Si es así, tal vez sea hora de cambiar su enfoque, buscando la desescalada en lugar de la victoria.

Si la respuesta es no, pero su esposo aún se niega a asumir la culpa, es su responsabilidad mostrarle dónde lo malinterpreta. Demuéstrele que quiere amarlo, no hacerlo enojar. Sin embargo, recomendamos esperar hastadespuésha tenido unas horas para calmarse.

2. Anime a su esposo a buscar ayuda

A veces, la ira de un marido es un problema completamente personal más que un problema marital. Aquí, es su responsabilidad buscar ayuda para sus dolencias físicas o mentales.

Sin embargo, como un cónyuge amoroso, puede ayudarlo animándolo y apoyándolo en su camino hacia la recuperación. Habla con tu esposo sobre la posibilidad de obtener ayuda para su último estallido de ira. Algunos terapeutas trabajan específicamente con personas con problemas de ira.

3. Fomente la expresión emocional en casa

La sociedad y su lugar de trabajo probablemente esperan que su esposo mantenga sus emociones bajo control. A menudo, el hogar es el único lugar donde un hombre puede expresar con seguridad cómo se siente realmente. Por esta razón, tenga cuidado de fomentar una expresión emocional saludable en el hogar.

No, la expresión emocional no significa descargar su enojo con usted, las mascotas o los niños. La expresión emocional saludable significa lidiar con la ira cuando ocurre y hablar sin perder la cabeza.

Si estás criando a niños pequeños, puedes usar el viaje de tu esposo hacia la expresión emocional como un momento de enseñanza. Ayude a sus hijos a aprender a experimentar la gama completa de emociones de una manera saludable.

De esa manera, puede evitar que sus futuros cónyuges se pregunten: ¿por quémimarido siempre enojado?

Cuando es el momento de la terapia matrimonial

Por lo tanto, usted y su esposo han seguido estos consejos, pero todavía parece que no puede controlar su ira. Quizás se esté preguntando: ¿ahora qué?

Fuente: rawpixel.com

Cuando incluso sus mayores esfuerzos no se sienten lo suficientemente como para ayudar si su esposo siempre está enojado, es hora de ver a un terapeuta matrimonial.

Los terapeutas familiares y de relaciones como los de ReGain son expertos en ayudar a parejas como tú a encontrar alivio. Encuentre un profesional de consejería de parejas ReGain ahora mismo para finalmente volver al matrimonio y al hombre que ama.