La vida después del divorcio: cómo cuidarse a sí mismo y a su familia

Fuente: rawpixel.com

El divorcio puede ser un proceso difícil y prolongado. Incluso si fue usted quien solicitó el divorcio o si fue una decisión mutua, puede ser un final triste y doloroso para una relación. También trae muchos cambios de vida, tanto logísticos como emocionales. De repente, su vida puede verse muy diferente de lo que era, especialmente si su relación duró varios años. El estrés aumenta cuando hay niños, mascotas y otros familiares involucrados. Compartir algunos negocios u otros activos también lo hace más difícil.



Durante el proceso de divorcio y justo después de que haya ocurrido, ambas partes deben cuidarse a sí mismas y a su familia, especialmente a los niños que pueden tener dificultades para comprender lo que está sucediendo. Hay muchas cosas que puede hacer para cuidar de usted y de su familia. Pruebe estos útiles consejos:

  1. Comparte la responsabilidad

Idealmente, cuando las parejas se divorcian, especialmente cuando hay niños involucrados, ambas partes se abstendrán de jugar al 'juego de la culpa'. Hace poco bien para cualquiera de las partes, la historia de la relación, la relación en el futuro, los esfuerzos de crianza compartida o la salud de la relación de los padres cuando hay niños involucrados, culparse unos a otros. Especialmente no discuta la culpa o la responsabilidad con los niños.



En la mayoría de los casos, a menos que haya habido infidelidad o violencia doméstica, los casos de divorcio ocurren cuando las parejas se han distanciado y ya no encuentran la felicidad en la relación. En estos casos, realmente nadie tiene la culpa. En cambio, cada persona debe admitir su responsabilidad en la situación y estar de acuerdo en trabajar juntos para tener un divorcio civil. Hacerlo permitirá que ambas partes se recuperen mejor después del divorcio.

  1. Muestra madurez y calma

Los procedimientos de divorcio son inherentemente estresantes. Es poco lo que se puede hacer para eliminar la situación y el efecto que tiene en las emociones de uno. Sin embargo, su reacción a la situación puede afectar el nivel de estrés. Si reacciona fuertemente con ira y arrebatos, hará que una situación que ya es estresante sea aún más estresante. Sin embargo, si demuestra madurez y calma, puede ayudar a disipar la situación.



Fuente: rawpixel.com



Sin embargo, para la persona que no deseaba personalmente el divorcio, puede resultarle difícil no reaccionar con emociones fuertes. Ser maduro y tranquilo no significa que no sentirás tus emociones y quizás incluso hablarás de ellas como personas de apoyo en tu vida. Sin embargo, sí significa que no atacará a quienes lo rodean, incluido su futuro ex. Al final, reaccionar de esa manera no logrará mucho más que aumentar el estrés, hacer el proceso más difícil y hacer que sea más difícil llevarse bien. Tenga esto especialmente en cuenta si los dos necesitarán llevarse bien para ser padres de sus hijos.

  1. Busque apoyo pero evite los chismes

Cuando estás pasando por un divorcio, en muchos casos estás perdiendo una de las relaciones más importantes de tu vida. Es importante acudir a sus otras relaciones sociales en busca de apoyo. Hablar de sus sentimientos le ayuda a procesarlos. También le permite obtener otras perspectivas. Puede ayudarlo a encontrar una sensación de calma para que no reaccione con tanta fuerza en otros entornos.

Busque apoyos que escuchen todos sus sentimientos intensos y negativos. Un buen apoyo los validará y también te ayudará a encontrar formas de soltar tus reacciones emocionales. A veces, los buenos amigos serán los que incluso te desafíen a mantenerte a ti mismo y a controlar tus emociones. Descarga lo que quieras con tus amigos y familiares, pero no descargues sobre tus hijos.

Si bien la comunicación con sus hijos sobre el divorcio puede ayudarlos a comprender y sentirse seguros durante la situación, no los ponga en un papel de adultos hablándoles sobre sus reacciones emocionales. En cambio, es probable que les brinde mucho apoyo emocional. Además, déjeles que sigan siendo niños en la situación, y permítale mantener una buena opinión para usted y su excónyuge.



Si bien es bueno hablar y buscar apoyo, es importante no participar en chismes sobre tu ex y la situación. Habla con personas en las que confíes, de las que sabes que mantendrán la información confidencial. Cuando otros pregunten sobre la situación, tenga cuidado con lo que comparte. Puede ser tentador decir cosas por despecho, pero esos comentarios negativos podrían dañar a sus hijos y afectar la relación de crianza compartida.

  1. Pide ayuda a otros

Como su vida cambia por completo durante el proceso de divorcio, es posible que necesite ayuda con algunas cosas. Puede haber cosas que su cónyuge siempre hizo. Puede que le resulte difícil encontrar un nuevo equilibrio a tiempo. Es posible que necesite ayuda con tareas pequeñas y tareas más grandes. El cuidado de niños puede ser otra área en la que necesite ayuda adicional. A veces, la cultura le dice a la gente que sea independiente y gestione todo por su cuenta. Sin embargo, eso no siempre es productivo o útil.

Fuente: rawpixel.com

En su lugar, pida ayuda a otros. Es probable que sus amigos cercanos y familiares realmente quieran apoyarlo en cualquier forma que necesite. Pídales ayuda con cualquier tarea que alivie la carga. Eso puede ser cortar el césped, dejar la cena, recoger a los niños de la escuela y más. A medida que empiece a encontrar un nuevo equilibrio en el tiempo y la rutina, es posible que necesite menos ayuda, pero ser padre soltero o copadre puede ser un trabajo difícil. Por lo tanto, siempre está bien buscar un par de manos extra.

  1. Practica el cuidado personal y la autocompasión

Existe una jerarquía de necesidades que todos deben haber cumplido para estar sanos y bien. En la base de eso se encuentran las necesidades básicas de autocuidado, como alimentos, agua, refugio y otros recursos básicos. Cuando atraviesa una situación difícil como el divorcio, puede descuidar estas necesidades. Esto puede ser especialmente cierto si también está cuidando niños. Sin embargo, es importante asegurarse de satisfacer estas necesidades básicas.

Por encima de eso, las personas tienen necesidades de seguridad como seguridad personal y buena salud. Durante un divorcio, su sentido de seguridad y protección podría verse afectado. Su vida puede parecer muy diferente y puede ser difícil sentirse seguro durante todos los cambios. Aquí es cuando puede ser útil asegurarse de que sus finanzas estén en orden y pedir ayuda a otros si la necesita. Saber que tiene ayuda puede aumentar su sensación de seguridad.

Cuando te sientes inseguro y estresado, debido a las circunstancias de la vida, también puedes combatir esos sentimientos con técnicas de relajación. A menudo, el cuerpo permanece preparado para lidiar con el estrés, y eso eventualmente puede hacer que se sienta cansado o incluso enfermo. Use la respiración profunda, la relajación muscular y la meditación de atención plena para calmar su cuerpo y, al hacerlo, puede calmar su mente, restaurando una sensación de seguridad.

Por encima de eso, las personas necesitan un sentido de amor y pertenencia a los demás. Por eso el apoyo social es tan importante. A medida que pierde una relación importante por el divorcio, es posible que sienta una sensación de dolor porque también podría reducir su sentido de amor y pertenencia. Sin embargo, puede recurrir a sus otras relaciones familiares y de amigos para mantener la conexión y el sentido de pertenencia a las personas que se preocupan por usted. Además, considere asistir a un grupo de apoyo o conectar a otras personas que se encuentren en una situación similar.

Más allá de eso, también necesitas estima. Esto incluye un sentido de respeto por los demás, autoestima, fuerza y ​​libertad. Un divorcio puede alterar el sentido de autoestima de uno, ya que la pérdida de una relación importante puede hacer que se sienta diferente sobre sí mismo. Incluso podría comenzar a entablar un diálogo interno negativo, diciéndose a sí mismo que la situación es culpa suya.

Para combatir esto, en cambio, practique la autocompasión. Trátese bien y transmítase mensajes positivos, tal como lo haría con un amigo que atraviesa una situación similar. Con la autocompasión, puede ayudar a mantener su sentido de autoestima.

Finalmente, las personas tienen una necesidad básica de convertirse en lo mejor que puedan. Un divorcio aparentemente puede interrumpir sus planes y dejarlo preocupado por no poder vivir la vida que planeó. Esto incluso puede dejarlo preocupado porque no llegará a ser la persona que planeaba ser. Cuando luchas con esto, a veces necesitas más ayuda para resolver la confusión y volver a encarrilarte con la vida.

  1. Obtenga más ayuda

Fuente: rawpixel.com

El divorcio es un momento estresante para ambas partes. Por esta razón, muchas personas optan por buscar apoyo a través de asesoramiento. Hoy en día, muchas personas incluso eligen ir a Consejería de parejas. Existe la idea errónea de que la consejería de parejas solo tiene como objetivo reparar las relaciones. Sin embargo, puede ayudar a cualquier par de personas a resolver el conflicto. El divorcio es un buen momento para buscar asesoramiento para parejas porque el terapeuta puede ayudar a las dos partes a descubrir cómo terminar civilmente su matrimonio y ser buenos co-padres.

Puede obtener asesoramiento para parejas en su comunidad local o en línea. Muchas personas optan por participar en la consejería en línea o en la teleterapia porque es más fácil hacerlo en su horario y es más discreto. Esta consejería puede ayudar a cada parte, y también puede ayudar a apoyar a la unidad familiar para que aún tenga buenas interacciones y relaciones. , incluso después del divorcio.