¿Es la terapia de choque segura y beneficiosa?

Fuente: pexels.com

Gracias en parte a una apasionante escena de una película muy respetada sobre el estado del sistema de salud mental en años pasados, muchas personas ven la terapia de choque como una práctica bárbara y peligrosa. De hecho, hubo un tiempo en el que era solo eso.



Sin embargo, los tiempos han cambiado. La ciencia médica ha avanzado. Si a usted oa su ser querido se le presenta esta opción, necesita una imagen precisa de este tipo de tratamiento y cómo se usa en las condiciones modernas. Si es así, podría ser el momento de darle una nueva mirada a la terapia de choque para averiguar si es la opción correcta para usted o un ser querido.

¿Qué es la terapia de choque?



La terapia de choque es un tipo de tratamiento para enfermedades mentales crónicas. Este tratamiento implica el paso de corrientes eléctricas a través del cerebro para desencadenar una convulsión.

¿Se sigue utilizando la terapia de choque para tratar enfermedades mentales?



Los médicos todavía usan la terapia de choque para tratar afecciones mentales, pero ahora lo llaman terapia de procedimiento electroconvulsivo o TEC. Los tratamientos han cambiado drásticamente. Donde una vez se usaron grandes corrientes, la nueva técnica usa solo pequeñas corrientes. Además, la convulsión es extremadamente breve.



La terapia de choque ya no se administra sin anestesia general. Otra área que ha cambiado recientemente es el tipo y uso de equipo. Los científicos ahora han descubierto mejores formas de colocar los cables para producir los mejores resultados con menos riesgos y efectos secundarios.

¿Cuándo recetan los médicos la TEC?

Los médicos suelen utilizar la TEC solo en casos extremos ahora. O la afección es muy grave y resistente a otros tratamientos, o existe una necesidad urgente de aliviar la afección de inmediato. Algunas de las razones por las que un médico podría sugerir o recetar ECT son:

  • Depresión severa, si está acompañada de psicosis, acciones suicidas o negativa a comer.
  • Depresión resistente al tratamiento
  • Manía severa
  • Catatonia si no es causada por una condición médica que pueda tratarse de otras formas
  • Para personas con demencia que se vuelven extremadamente agitadas y agresivas
  • Para mujeres que no pueden tomar los medicamentos psiquiátricos necesarios porque están embarazadas o amamantando
  • Para adultos mayores que sufren dificultades extremas con los efectos secundarios de los medicamentos psiquiátricos necesarios
  • Para personas que prefieren recibir terapia de choque que tomar medicamentos
  • Para las personas que se han beneficiado de la TEC en el pasado

¿Cómo funciona la ECT?



A medida que las pequeñas corrientes eléctricas atraviesan el cerebro y desencadenan la breve convulsión, cambian la química del cerebro muy rápidamente. También se puede cambiar el tamaño de ciertas estructuras cerebrales.

El hipocampo es el centro de la emoción, la memoria y el sistema nervioso autónomo. Las personas con un volumen de hipocampo más pequeño tienden a beneficiarse más de la TEC porque el tratamiento aumenta el tamaño de esta estructura. El resultado es que responden de manera más positiva a las señales de su entorno.

La amígdala, la estructura del cerebro involucrada con la experiencia de las emociones, también cambia estructuralmente después de la TEC. Estos cambios se están estudiando actualmente para comprender mejor por qué la TEC ayuda a determinadas personas y no a otras. El objetivo es descubrir quiénes son los mejores candidatos para ECT.

¿Cuál es el procedimiento para recibir ECT?

Si entró en una clínica donde se realizaba la TEC, es posible que se sorprenda al ver lo tranquilo que es el ambiente. Debido a que la TEC generalmente se realiza con el consentimiento del paciente y se programa con anticipación, el tratamiento se realiza sin problemas.

Fuente: amc.af.mil

Preparándose para el tratamiento

Antes de tomar la decisión final de administrarle ECT, su médico tomará su historial médico, le hará un examen físico, le hará una evaluación psiquiátrica, le tomará análisis de sangre básicos y le hará un ECG para controlar su corazón.

Su médico o el personal de la clínica pueden darle instrucciones sobre lo que debe hacer la noche anterior al tratamiento. Es posible que le pidan que no fume, beba cafeína ni coma después de cierto tiempo.

Cuando llega para su tratamiento, que generalmente se realiza por la mañana, una enfermera coloca una vía intravenosa para la anestesia. Colocan almohadillas de electrodos en lugares específicos de su cabeza. Si tiene TEC bilateral, las derivaciones estarán a ambos lados de la cabeza. Para la TEC unilateral, solo estarán en un lado de su cabeza.

También le colocan un brazalete de presión arterial alrededor del tobillo. Está conectado a monitores para que su médico pueda controlar su cerebro, corazón, presión arterial y oxígeno para asegurarse de que está bien durante todo el procedimiento. También es posible que le den una máscara de oxígeno y un protector bucal.

El anestesiólogo administra el anestésico y un relajante muscular para minimizar la convulsión y evitar que se lastime. El resto del procedimiento ocurre mientras usted está bajo anestesia general y no se da cuenta de lo que está sucediendo.

El proceso de tratamiento

Debido al relajante muscular, es posible que muestre pocos o ningún signo de actividad convulsiva en su cuerpo. El brazalete de presión arterial en su tobillo evita que el relajante muscular entre en su pie. El médico observa este pie para saber cuándo está sufriendo un ataque.

Al observar el pie y los monitores en busca de signos de convulsiones, el médico presiona un botón en la máquina de ECT para pasar la corriente eléctrica a través de su cerebro. Con el relajante muscular en su sistema, permanece visiblemente relajado, aunque el EEG que monitorea sus ondas cerebrales debería mostrar un aumento dramático en la actividad al comienzo de la convulsión. La convulsión suele durar menos de un minuto.

Cuidado por los convalecientes

Una vez que el médico finaliza el tratamiento con ECT, usted va a una sala de recuperación o se queda donde se encuentra en recuperación. Una enfermera puede venir y cubrirlo con una manta térmica y ofrecerle algo de beber. Cuando el anestésico y el relajante muscular estén fuera de su sistema lo suficiente como para que pueda caminar con seguridad, puede irse a casa. Sin embargo, es importante que tenga a otra persona que lo transporte a casa.

Fuente: af.mil

Una vez en casa, puede tomar una siesta. Aunque los médicos generalmente no recomiendan tomar una siesta de más de media hora durante el día, a menudo sugieren una siesta prolongada después de la TEC. Puede volver a comer y beber líquidos como lo hace normalmente. Hable con su médico sobre cuándo puede volver al trabajo y conducir. Por lo general, entre 24 horas y dos semanas después de su último tratamiento, puede volver a la vida normal.

¿Cuántos tratamientos de ECT necesitaré?

En los EE. UU., El curso habitual de ECT es de dos a tres veces por semana durante tres a cuatro semanas. Una nueva técnica llamada ECT de pulso ultra breve unilateral derecho es un procedimiento ligeramente diferente que se realiza todos los días de la semana. En cualquier caso, la cantidad de tratamientos variará según sus necesidades y preferencias individuales.

Si en algún momento desea cambiar de opinión acerca de la TEC, puede hablar con su médico sobre la suspensión de los tratamientos. Del mismo modo, si se siente significativamente mejor y cree que los tratamientos de choque han alcanzado la máxima eficacia para usted, puede consultar con su médico para que suspenda los tratamientos.

Riesgos y efectos secundarios de la terapia de choque

La TEC moderna es un procedimiento muy seguro, pero aun así, existen algunos riesgos y efectos secundarios. Debido a que este es un procedimiento médico que usa anestesia general, puede sufrir complicaciones médicas. El tratamiento siempre provoca aumentos en la frecuencia cardíaca y la presión arterial. En raras ocasiones, estos cambios provocan problemas cardíacos graves. Sucede tan raramente que incluso las personas con afecciones cardíacas preexistentes pueden recibir TEC de forma segura. Si está preocupado, hable con su médico sobre si la TEC es adecuada para usted.

Después del tratamiento, es posible que tenga náuseas, dolor de cabeza, dolor de mandíbula y dolores musculares. Uno de los beneficios de tomar una siesta después del tratamiento es que a menudo ayudará a aliviar estos efectos secundarios. De lo contrario, puede tomar medicamentos para estos efectos secundarios.

La pérdida de memoria es lo que muchas personas temen más de la TEC. El procedimiento puede causar algunos problemas de memoria. Lo que le cuesta recordar es lo que sucedió justo antes del tratamiento, ya sea ese día o en las semanas, meses o años antes de que comenzara el tratamiento.

Es común olvidar lo sucedido el día del tratamiento. Olvidar lo que sucedió años antes es una condición llamada amnesia retrógrada, y es muy rara, incluso en personas que han tenido TEC. Con mucha frecuencia, sus problemas de memoria desaparecen a los pocos meses de tratamiento.

También es común sentirse confundido en los momentos posteriores al despertar del tratamiento. La confusión puede durar hasta algunas horas para algunas personas. Rara vez las personas permanecen confundidas durante días. Los adultos mayores son más susceptibles a la confusión después de la TEC que las personas más jóvenes.

La TEC puede ser fatal, pero es extremadamente rara. Solo alrededor de 1 de cada 10,000 (o 10 de cada 100,000) personas que tienen TEC mueren a causa de ella. La tasa de suicidios de EE. UU., 12 por cada 100.000 personas, es más alta. Al menos 133 de cada 100.000 personas mueren de un ataque cardíaco. La cirugía siempre conlleva un riesgo; incluso la liposucción tiene una tasa de mortalidad de 20 por cada 100.000 personas. Entonces, aunque el riesgo de muerte existe, es menor que para muchas otras afecciones y procedimientos médicos.

Posibles beneficios de la TEC

Los investigadores todavía están estudiando la TEC para descubrir quiénes pueden beneficiarse más de ella. Sin embargo, para las personas a las que ayuda, ofrece varios beneficios.

Un beneficio es que funciona mucho más rápido que la terapia médica sola. Por lo general, hay mejoras dramáticas dentro de los seis tratamientos, que generalmente ocurren aproximadamente dos semanas después de comenzar la TEC. De hecho, las personas con depresión o manía pueden recuperarse completamente después de solo uno o dos tratamientos.

También es muy eficaz para muchas personas. Aproximadamente el 78% de las personas que reciben TEC para la depresión mejoran, y de todas las personas que reciben TEC, entre el 70% y el 90% entran en remisión de su afección. ¡Con los medicamentos, la tasa de remisión es solo del 20% al 30%!

Tomar la decisión de someterse a terapia electroconvulsiva

Si su médico le ha sugerido la TEC como posible tratamiento para usted o un ser querido, debe asegurarse de comprender cuál será su tratamiento específico y qué resultados puede lograr con él. Sin embargo, es posible que le preocupe que le administren un tratamiento de choque en contra de su voluntad si busca tratamiento para problemas psiquiátricos. Por eso es importante averiguar todo lo que pueda lo antes posible.

Fuente: jber.jb.mil

Preguntas para hacerle a su médico

Aquí hay algunas preguntas que puede hacerle a su médico para obtener más información sobre cómo funcionará la TEC para usted:

  • ¿Tendré TEC unilateral o bilateral?
  • ¿Cuáles son los pasos del procedimiento?
  • ¿Cómo me sentiré físicamente después de los tratamientos?
  • ¿Cuándo puedo esperar que disminuyan mis síntomas?
  • ¿Cuántos tratamientos podría necesitar?
  • ¿Cómo decidirá cuándo he tenido suficientes tratamientos?
  • ¿Necesitaré otros tipos de tratamientos junto con la terapia de réplicas?

¿Podría un médico darme tratamientos de choque sin mi consentimiento?

Los médicos en estos días son mucho más reacios a usar la TEC que en el pasado, aunque solo sea porque la gente generalmente se opone a ella. La ley exige que la ECT se use solo con su consentimiento o en las condiciones más graves, como:

  • para salvar tu vida
  • Si es necesario con urgencia para prevenir un empeoramiento rápido de su condición

Se le podría administrar TEC en contra de su voluntad si no es capaz de comprender la información que se le brinda para que pueda dar su consentimiento informado, no ha tomado una decisión por adelantado y otro médico da una segunda opinión de que necesita recibir el tratamiento. .

Aún así, no necesita preocuparse por recibir ECT no deseado, porque puede optar por no recibir ECT antes de tiempo si lo desea. Para ello, tome una decisión formal avanzada de rechazar los tratamientos de TEC o otorgue un poder notarial permanente a su abogado junto con instrucciones para rechazar la TEC.

¿Por qué elegiría recibir ECT voluntariamente?

Aunque puede evitar que los médicos le administren ECT, es posible que desee considerarlo antes de tomar esa decisión formal. Muchas personas optan por someterse a la TEC de forma voluntaria y algunas incluso se lo mencionan a sus médicos.

Cuando sufre de depresión severa, todos los días pueden ser como una tortura. Las personas que enfrentan esta condición extrema a menudo harán cualquier cosa para aliviar su sufrimiento. Cuando a las personas que sufren tal dolor emocional se les presenta la posibilidad de sentirse mejor muy rápidamente después del uso de la TEC, pueden optar por hacerlo para que puedan volver a sentirse como ellos mismos nuevamente. Lo mismo les sucede a muchas personas con otros trastornos psiquiátricos.

Una vez que comprenda lo segura y efectiva que es la terapia de choque ahora, es posible que sienta menos miedo. Luego, si otros tratamientos no funcionan, puede optar por seguir la sugerencia de su médico y conseguir que supere sus problemas mentales. A veces, incluso si no termina recibiendo ECT, el solo hecho de saber que hay otra opción disponible puede hacer que se sienta menos desesperado.

¿Es la ECT la solución completa para mis problemas de salud mental?

La TEC puede ayudar a determinadas personas de forma rápida y espectacular. Sin embargo, es posible que también necesite otros tratamientos. Algunas personas necesitan continuar con tratamientos de seguimiento poco frecuentes. Otros también toman medicamentos para el mantenimiento de rutina.

En cualquier caso, probablemente necesitará algún tipo de psicoterapia que le ayude a desarrollar hábitos más saludables y formas de afrontar el estrés.

Un terapeuta puede ayudarlo a lidiar con la depresión y otras afecciones mentales antes, durante y después de completar la terapia de choque. También pueden ayudarlo a solucionar sus problemas antes de que se vuelvan tan graves que necesite TEC. Si su familiar tiene TEC, también puede beneficiarse de la terapia para ayudarlo a comprender cómo ayudarlo a prosperar.

Puede hablar con un terapeuta autorizado en su horario para terapia en línea a través de Regain.us. Ya sea que usted o un miembro de su familia esté considerando la TEC o no, hablar con un terapeuta puede ayudarlo a tomar decisiones importantes que pueden cambiar el curso de su vida y sus relaciones.