Ya no lo amo: dejar una relación

Hay pocas frases tan desgarradoras como esta: 'Ya no te amo'. El amor se desvanece, para algunas personas. En algunas relaciones, el amor se desvanece gradualmente para ambos socios y el final es una ruptura amistosa. En otras relaciones, el amor arde intensamente en un extremo y parpadea y muere en el otro. En ambas situaciones, sin embargo, el 'ya no te amo' es, por necesidad, seguido por la necesidad de seguir adelante.

Cuando el amor se desvanece



Fuente: maxpixel.net

No siempre hay una razón para que el amor se desvanezca. Hay algunas relaciones en las que el abuso, la negligencia o las diferencias de opinión son catalizadores enormes y obvios de la pérdida del amor o del interés. Sin embargo, hay otros en los que el tiempo y la vida se instalan y revelan agujeros en su relación que no se reparan fácilmente. El por qué y el cómo precisos de la desaparición de su relación no son tan importantes como la realidad: su relación ha terminado. El amor se ha ido. Y ahora, tu tarea es seguir adelante.



El primer paso para seguir adelante es reconocerte a ti mismo que la relación realmente ha terminado. Incluso cuando eres la persona por quien el amor ha terminado, seguir adelante puede ser una tarea difícil. Las relaciones tienen la forma de invadir todos los aspectos de tu vida, y pasar de una relación querida, incluso si el amor ya no existe, puede ser aterrador y solitario. Incluso sin pasión, las relaciones son cómodas y reconfortantes.

La dura conversación



El segundo paso para seguir adelante es tener la conversación. Cuando ya no amas a tu pareja, te enfrentas a la ardua tarea de decirle que tu relación ha llegado a su fin. Algunas personas esperan evitar esta conversación y desaparecer gradualmente. Aunque esto puede ser tentador, ya que este tipo de conversaciones pueden ser difíciles, vergonzosas y dolorosas, se debe a usted mismo y a su expareja tomar el tiempo y el esfuerzo necesarios para tener la conversación y terminar oficialmente su relación.



Cuando no tenga ganas de tomarse el tiempo para tener una conversación difícil con su pareja, recuerde que se lo debe a usted mismo y a su expareja ofrecer un cierre en forma de una ruptura legítima. Esto es particularmente importante en las relaciones que fueron más duraderas; Las relaciones prolongadas, o al menos las profundamente conectadas, suelen implicar la fusión de dos vidas de formas grandes y significativas. La ruptura oficial es el primer paso conjunto para seguir adelante y seguir adelante con su relación.

Hacia adelante

Desafortunadamente, no existe un método único y fácil de definir para seguir adelante. Hay ideas y sugerencias, incluida la siempre popular, 'Tomará un mes por cada año que estuvieron juntos', pero el hecho es que dejar una relación es una tarea profundamente personal e imposible de determinar, que puede moverse a rachas y saltos, y puede moverse en una gran cantidad de direcciones. Seguir adelante puede significar sentirse en la cima del mundo un minuto, resplandeciente en su libertad recién descubierta y llorar en el peluche de su infancia al siguiente, ¡y eso está bien! Pasar de una relación es un camino complicado y no uno que deba ocurrir de una manera simple y lineal.

Si usted es la persona que instigó la ruptura, es posible que sienta que no se le permite llorar; después de todo, eso es lo que querías, ¿verdad? Recuerda que debes darte el espacio para lamentar tu relación y su pérdida, incluso si eres el catalizador de esa pérdida. Las relaciones no funcionan por innumerables razones, y asumir que su capacidad para reconocer la trayectoria proyectada de una relación hace que sus sentimientos carezcan de sentido es perjudicial tanto para usted como para su expareja. Hónrate a ti mismo y honra la relación que una vez compartiste dándote suficiente tiempo y espacio para llorar y sanar.



Fuente: pixabay.com

Herramientas para sanar

Si bien es posible que no haya una serie de pasos concretos para guiar cada ruptura hacia la curación y el progreso, hay algunos pasos que puede tomar para asegurarse de que se está curando de la manera más suave y efectiva posible, evitando al mismo tiempo muchos de los escollos que con frecuencia ocurrir después de una ruptura. Éstos incluyen:

  • Haciendo espacio para tus emociones. Cuando sienta que la emoción brota de su interior, dese el tiempo y la libertad para sentirla de verdad. Si se siente enojado, tómese unos minutos, o más, para sentir esa emoción. Deje que lo bañe, respire profundamente y luego deje que se vaya tan repentinamente como llegó.
  • Compartiendo tu experiencia. Ya sea que comparta sus sentimientos y experiencias con un amigo, un familiar o un terapeuta, asegúrese de tomarse el tiempo para trabajar y procesar verdaderamente sus sentimientos. Sentir sus sentimientos es un gran comienzo, pero permitir que salgan de usted a través del procesamiento verbal es un paso importante para clasificar los restos de su relación y avanzar también.
  • Salir y moverse. Puede ser tentador permanecer encerrado en su casa después de una ruptura, especialmente si la vida social de usted y su pareja gira en torno al otro, pero hacerlo podría prolongar la tristeza de la ruptura. Trate de salir con amigos o seres queridos cuando lleguen las invitaciones sociales y cree nuevos recuerdos con las personas en las que confía.
  • Mirando hacia el futuro. Recuerde que sintió que fue la decisión correcta dejar su relación. Piense en las oportunidades que se abrieron después de que terminó su relación o las razones por las que decidió terminar la relación en primer lugar. Mirar hacia el futuro puede hacer que el presente sea más llevadero y puede hacer que el dolor temporal valga la pena.

Cuando la curación se atasca

Ocasionalmente, la curación se estancará y el dolor de una ruptura se volverá abrumador. Esto no significa necesariamente que haya cometido un error o que deba salir de inmediato y tratar de reavivar su relación. En cambio, esto significa que puede estar experimentando soledad o incomodidad con la novedad de estar soltero. Recuerde que avanzar no es un viaje lineal. Puede pasar meses sin pensar en su ex pareja y tener una semana o dos en las que el dolor de una ruptura lo golpea como una tonelada de ladrillos. Si bien puede parecer extraño, es una parte normal del proceso de duelo.

Fuente: pixabay.com

Sin embargo, si nota que su dolor no se está resolviendo, que tiene problemas para levantarse de la cama por la mañana o que ha comenzado a perder interés en cosas que amaba anteriormente, podría haber algo más en juego. Los grandes cambios en el estilo de vida pueden preceder a condiciones como la ansiedad y la depresión, y una ruptura puede ser un cambio de estilo de vida verdaderamente enorme.

Los síntomas de ansiedad incluyen sentirse ansioso o nervioso durante períodos prolongados sin una causa directa, síntomas físicos como un corazón acelerado o respiración acelerada y sentimientos de muerte inminente. La ansiedad puede ser una condición temporal, pero también puede extenderse más allá de lo temporal y convertirse en un trastorno de varios años sin intervención ni tratamiento.

Los síntomas de la depresión pueden ser más difíciles de precisar porque la depresión afecta a todos de manera diferente. Los cambios de humor son el cambio más significativo y pueden incluir un aumento de la sensación de irritabilidad, ira, agotamiento o apatía. Los cambios físicos, como la pérdida o el aumento de peso, el aumento o la disminución de los patrones de sueño y el agotamiento crónico, también pueden indicar la presencia de depresión.

Si ha desarrollado los síntomas de ansiedad o depresión, no intente manejarlo usted mismo; Ambas condiciones requieren la intervención y el tratamiento posterior de un profesional de la salud mental. Ambos trastornos pueden afectar significativamente la calidad de vida y ambos pueden resultar peligrosos para la salud general y la longevidad de alguien.

Obteniendo ayuda

Si bien puede ser aterrador o desconcertante cuando se desarrollan la ansiedad y la depresión, ambas condiciones son, afortunadamente, extremadamente tratables. Las tasas de depresión y ansiedad han seguido aumentando durante la última década, lo que hace que el tratamiento esté más disponible y que los métodos de tratamiento sean más diversos en su aplicación y enfoque. Las terapias pueden incluir modalidades de psicoterapia, pero también pueden incluir terapias basadas en el trauma para llegar a la raíz de la ansiedad y la depresión.

Aunque la forma más común de terapia es una visita estándar en el consultorio con un psiquiatra o psicólogo, existen muchas formas diferentes de solicitar la ayuda de un profesional de la salud mental. Una visita al consultorio es una opción para muchas personas, incluso en pueblos pequeños. Algunas personas se benefician de las sesiones de grupo dirigidas por un terapeuta, que son más parecidas a grupos de apoyo que a sesiones de tratamiento reales. Aún así, otros buscan la ayuda de la terapia en línea, que permite a las personas pagar una tarifa más baja (en algunos casos) y brinda terapia desde la comodidad de su hogar, siempre que tenga una conexión segura a Internet y una tableta, teléfono, o computadora.

Fuente: pixabay.com

Seguir adelante después de una ruptura

Nunca dejes que se diga que las rupturas son fáciles. Incluso si usted es la persona que inicia la ruptura, perder a alguien que antes consideraba su pareja es difícil y puede ser la fuente de un tremendo dolor y cambio. Sin embargo, incluso frente a estas dificultades, hay esperanza de seguir adelante y disfrutar de la vida. Para algunos, seguir adelante es simplemente una cuestión de tiempo y espacio, mientras que otros pueden requerir la ayuda de un profesional de la salud mental para sanar y procesar por completo su dolor.