Ya no sé quién soy

No es raro que una persona se sienta perdida en este mundo a veces. A medida que crecemos y nos desarrollamos, desde niños hasta adolescentes hasta la edad adulta, aprendemos lo que necesitamos y valoramos. Aprendemos que, como individuos, cada uno de nosotros tiene su propia identidad, nuestras propias pasiones y nuestras propias necesidades. Si crecemos en un entorno saludable, tenemos las herramientas para hacer frente a las dificultades y las dificultades. Sin embargo, si crecemos en un entorno abusivo, ya sea emocional, físico o sexual, es posible que no aprendamos estas habilidades de afrontamiento, que pueden ayudarnos a superar los desafíos en la edad adulta.

A veces, como adultos, la vida se vuelve difícil. Si no tenemos las habilidades necesarias en nuestra caja de herramientas de afrontamiento, es un desafío superar la derrota, los obstáculos y la indecisión. Si bien pararse en un lugar congelado por el miedo no es saludable ni productivo, ninguna acción a veces es una reacción tan mala. En la vida, debemos seguir avanzando y no caer en una rutina de resultados sin acción.

Conócete a ti mismo

Fuente: pexels.com

A veces estamos tan envueltos en tratar de seguir avanzando que olvidamos hacia dónde nos dirigimos en primer lugar. Un día nos detenemos y miramos a nuestro alrededor solo para encontrarnos preguntándonos: '¿Cómo llegué aquí?' y & ldquo; ¿En quién me he convertido? & rdquo;

Estas preguntas son una ocurrencia bastante común con los padres que se quedan en casa; se encuentran perdiendo el contacto con quienes solían ser y se esforzaron por convertirse. Otras veces, cuando todos los días se ven iguales, comenzamos a cuestionarnos quiénes somos y por qué dejamos de seguir ese camino hacia nuestras metas originales.

Lo mismo puede ser cierto para aquellos que han estado en la fuerza laboral durante muchos años y en el mismo puesto. A veces podemos sentir que estamos atrapados en un trabajo que no amamos, o incluso que nos gusta, y que no estamos trabajando con nuestro mayor potencial. Sin embargo, encontrar una salida no siempre es fácil.



Cada uno de estos son ejemplos de por qué podríamos decir, 'ya no sé quién soy'. Cuando tenga esta sensación de estar perdido, necesita explorar profundamente cómo llegó a donde está y cómo puede cambiar de dirección a una que sea un camino más saludable en la vida. Necesita volver a conocerse a sí mismo y determinar qué puede hacer de manera diferente para ir por un mejor camino.

Los adultos que no tienen un sentido de sí mismos pueden comenzar a depender de las opiniones, sentimientos y pensamientos de los demás. Dejan de pensar por sí mismos porque no saben lo que quieren. Estas personas pueden seguir el estilo de moda de sus amigos, comprar un vehículo que es una opción popular o participar en actividades que no disfrutan particularmente. Estas personas dejan de tomar decisiones por sí mismos y dejan que otros tomen decisiones por ellos.

Con el tiempo, estos patrones dejarán a una persona deprimida o ansiosa si necesita tomar una decisión por sí misma. A medida que pasa el tiempo, pueden sentirse impotentes, desesperanzados y menos conectados consigo mismos que nunca.

Amo a mi familia, pero no siento que esté haciendo lo que debería hacer en la vida

Fuente: pexels.com

No es raro sentirse dividido entre la vida familiar y la vida que quieres tener en el fondo. Cuando tienes la sensación de que ya no sabes quién eres, necesitas encontrar una manera de trabajar las cosas que te apasionan con tu vida familiar. No hay ninguna razón por la que no pueda tener ambos.

Una forma de hacerlo es preguntarle a los miembros de su familia si pueden darle un día o una noche a la semana para concentrarse en usted mismo. Tal vez vayas a una clase de cerámica y vuelvas a sintonizar con tu vida artística. Tal vez tome una clase universitaria y trabaje para terminar el título universitario que comenzó años antes. Si lo que anhelas es la fotografía, sal de casa un par de horas a la semana y fotografía la naturaleza o lo que sea que disfrutes tomando fotos. Esto te ayudará a volver a centrarte y conectarte a tierra.

Independientemente de lo que elija hacer, asegúrese de hacerlo solo por usted. Este tiempo debe estar dedicado a lo que amas y te apasiona y a nadie más.

La salud mental es un aspecto esencial del autocuidado. Si puedes tomarte el tiempo para concentrarte más en el cuidado personal, te sentirás más feliz y tal vez ya no digas: 'Ya no sé quién soy'.

Mis amigos y familiares ya no me entienden

Fuente: pexels.com

La gente cambia a medida que envejece. Puede llegar un momento en su vida en el que sus amigos y familiares ya no parezcan entenderlo. Estos problemas pueden surgir de un cambio en sus deseos en la vida o de una lucha interna por encontrarse a sí mismo. De cualquier manera, debe abordar el problema en cuestión.

El asesoramiento puede ofrecerle una forma de acceder a lo que está luchando en un día determinado. La utilización de un consejero, psicólogo o psiquiatra puede ayudarlo a analizar los sentimientos de no saber quién es y encontrar el camino hacia una vida más saludable. Estos profesionales lo ayudarán a tomarse un tiempo para el cuidado personal y trabajarán para ayudarlo a interactuar con sus seres queridos como un miembro activo de la familia.

Las personas que luchan por dejar su huella en el mundo pueden sentir que sus amigos y familiares ya no los entienden. En realidad, no son sus amigos y familiares los que no los comprenden; es una falta de comprensión de uno mismo.

¿Qué más puedo hacer para ayudarme a encontrarme?

Los siguientes consejos pueden ayudarlo a desarrollar un mejor sentido de quién es usted, lo que quiere y a aumentar su conciencia de sí mismo:

Aprenda a entenderse a sí mismo

Haga una lista de cinco a siete cosas que sean sus favoritas. Esto puede incluir su color favorito, comida, flor, sabor de helado, película, libro, etc.

Cada semana haga una nueva lista de sus artículos favoritos con el objetivo de agregar más cosas a su lista. Puede agregar un juego de mesa de la infancia favorito, pasatiempos, opiniones políticas, estados que ha disfrutado visitar y otras cosas que más le interesen.

Con el tiempo, tendrá una lista completa de las cosas que disfruta y comenzará a reconocer quién es usted como persona.

Escuche su mente y su cuerpo

Es esencial estar en contacto con sus sentimientos y comprender las señales físicas; esto le ayudará a desarrollar una conciencia de lo que le gusta y lo que no le gusta.

Tu mente y tu cuerpo pueden decirte mucho sobre tus pensamientos e intereses. Cuando empiece a salir y a hacer cosas por sí mismo, preste atención a cómo se siente durante las diferentes actividades. ¿Los eventos deportivos te hacen sentir feliz o tenso? ¿Prefieres las películas que te hacen reír o llorar más?

Fuente: rawpixel.com

Si presta atención a sus sentimientos y reacciones, comenzará a desarrollar una conexión más profunda con su mente y cuerpo.

Desarrollar habilidades para tomar decisiones

Si dejas que otros dicten el curso de tu vida, perderás tu capacidad de tomar decisiones por ti mismo a tiempo. La toma de decisiones es una habilidad que se desarrolla con el tiempo. Como un músculo, su comportamiento de toma de decisiones debe flexionarse y desarrollarse para mantenerse fuerte y en forma.

Si se pone ansioso ante la idea de tomar una decisión, comience despacio. Haga sugerencias sobre dónde debería ir su familia a cenar. Habla con tu pareja sobre cómo te gustaría que se viera el baño que estás remodelando. Cuando vaya de compras, elija uno o dos alimentos que sean sus favoritos personales, en lugar de los de todos los demás. Si tu mejor amigo te pregunta si quieres ir al cine, elige a qué horario prefieres asistir.

Si bien estas elecciones simples son un hecho cotidiano para muchas personas, algunas personas quedan tan atrapadas en apaciguar a otros que se olvidan de incluir lo que quieren como una opción viable. Con el tiempo, pierdes el contacto total contigo mismo y tus habilidades para tomar decisiones. Tienes voz, incluso si no la has usado en un tiempo. No tenga miedo de ser escuchado y expresarse.

Tomar el control

A medida que comienza a desarrollar un sentido de sus intereses y se acostumbra a tomar pequeñas decisiones, el siguiente paso es comenzar a planificar actividades que involucren sus sentidos y preferencias personales. Llama a un amigo e invítalo a una actividad divertida, forma una liga de bolos de la empresa o escribe en el calendario que darás un paseo todos los días a las 9 a.m.

La idea es divertirse en la vida, disfrutar de las cosas que amas hacer y no perder el contacto con quien eres en el fondo. Nadie debería pasar por la vida sintiéndose desconectado de uno mismo o sin saber más quién es. Es un mundo exterior brillante y animado. Sal y vívelo.