Cómo saber si alguien es un mentiroso compulsivo: 10 señales a tener en cuenta

Todos decimos mentiras: ¡mentirías si dijeras que no! De hecho, Robert S. Feldman, psicólogo e investigador de la Universidad de Massachusetts Amherst concluyó que el 60% de nosotros diría al menos una mentira mientras estamos en una conversación de 10 minutos. Podría decirse que no está tan mal. Después de todo, la mayoría de las mentiras que decimos probablemente vendrían bajo el título de & rsquo; Fibbing inofensivo & rsquo; o & rsquo; mentiras piadosas & rsquo; Además, tendemos a sentir que está bien decir pequeñas mentiras a veces, como cuando no queremos herir los sentimientos de una persona o cuando mentir puede mantener a alguien fuera de peligro.

fuente: rawpixel.com

Esos escenarios son completamente diferentes; sin embargo, de lo que sucede en la mentira compulsiva. El mentiroso compulsivo parece mentirle a todo el mundo sobre todo, y estar cerca de ellos puede ser tanto un dolor como una tensión. También puede ser peligroso, dependiendo del alcance de las mentiras que estén diciendo; y si cree erróneamente y actúa en consecuencia. Por lo tanto, es importante que pueda detectar a un mentiroso compulsivo y que sepa cómo tratar con un amigo o familiar que miente compulsivamente.

Compartiremos esa información con usted y le explicaremos exactamente qué es la mentira compulsiva, así como las causas y los tratamientos para este comportamiento. También arrojaremos algo de luz sobre una pregunta a menudo confusa y muy debatida:¿La mentira compulsiva es lo mismo que la mentira patológica?

¿Qué es la mentira compulsiva?

La mentira compulsiva también se conoce comomitomaniaypseudología fantástica(a veces escritopseudologia fantástica), término acuñado en 1891 por el médico alemán Anton Delbrück. Se destaca por ser el primero en describir la mentira patológica como un problema médico. Es una tendencia incontrolable a decir mentiras extremadamente exageradas, incluso cuando es obvio que está mintiendo y cuando parece que no hay razón para mentir. Incluso puede ser que al decir una mentira, el mentiroso compulsivo esté haciendo algo perjudicial para sí mismo, como poner en peligro su trabajo o sus relaciones con sus seres queridos.

Al discutir la mentira compulsiva, un artículo de 2008 del Dr. Charles Dike en Psychiatric Times amplía la definición al decir:se caracteriza por una larga historia (tal vez de por vida) de mentiras frecuentes y repetidas.



Otras características comunes que se exhiben en la mentira compulsiva incluyen:

  • Decir mentiras que llevan algún elemento de verdad envuelto en adornos fantasiosos. Los mentirosos compulsivos pueden, por ejemplo, mentir acerca de tener que cambiar de oficina en el trabajo porque fueron promovidos a un puesto más alto. Sin embargo, en realidad, se les pidió que se mudaran temporalmente mientras se renovaba la habitación.
  • Las mentiras comienzan pequeñas pero se inflan con el tiempo. A menudo, las mentiras se vuelven más elaboradas cuando existe la amenaza de ser descubiertas: el mentiroso compulsivo crea una historia aún más intrincada para encubrir o explicar cualquier inconsistencia en la primera mentira.
  • Las mentiras normalmente no tienen motivaciones externas. Incluso cuando se puede identificar un motivo externo, suele ser bastante insignificante en comparación con la complejidad de la mentira dicha. En cambio, la mentira compulsiva parece satisfacer alguna necesidad inconsciente del mentiroso. Esto incluye mentiras que están destinadas a ganar la simpatía o atención del mentiroso compulsivo. Pueden, por ejemplo, mentir sobre la muerte de un ser querido o sobre una enfermedad terminal.
  • Las mentiras que cuentan a menudo las pintan de una manera favorable y envidiable. El mentiroso compulsivo, por ejemplo, puede pretender haber viajado mucho, ser rico o tener conexiones con personas ricas y famosas.

Al tratar de identificar las características del mentiroso compulsivo, una revisión de 1988 de 26 informes, que contenían un total de 72 casos de mentiras compulsivas, destacó lo siguiente:

  • Tanto hombres como mujeres estaban igualmente representados en el grupo.
  • Se encontró que el 40% de los sujetos tenían algún deterioro del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal).
  • Los cocientes de inteligencia (CI) de los sujetos de los estudios eran promedio o justo por debajo del promedio.
  • Su coeficiente intelectual verbal era más alto que su coeficiente intelectual de desempeño
  • Aunque los 16 fue la edad promedio a la que los sujetos desarrollaron la condición, no se identificó hasta aproximadamente los 22 años.
  • El mentiroso compulsivo no es psicótico. En otras palabras, no se engañan y, por lo tanto, son capaces de reconocer que sus historias son engañosas.

fuente: rawpixel.com

Mentira compulsiva y mentira patológica: ¿hay alguna diferencia?

Técnicamente hablando, la mentira compulsiva y la mentira patológica significan lo mismo. Además,mentira habitualtambién se usa indistintamente con estos dos términos por muchos profesionales de la salud mental.

Sin embargo, hay psicólogos y psiquiatras que distinguen entre mentiras compulsivas y patológicas.Citan las siguientes como principales diferencias:

  1. La mentira compulsiva es más un acto incontrolable que una mentira patológica. Como tal, no parece haber un motivo discernible detrás de las mentiras de un mentiroso compulsivo.
  2. Los mentirosos compulsivos dicen mentiras más fantásticas e increíbles que los mentirosos patológicos, por lo que es más fácil ver a través de sus mentiras.

En este artículo, consideraremos que la mentira compulsiva y la mentira patológica se refieren a la misma condición.

¿Qué causa la mentira compulsiva?

La causa subyacente de la mentira compulsiva sigue siendo desconocida, quizás debido a la falta de investigación suficiente. Sin embargo, se ha sugerido que la afección puede estar vinculada y desarrollada como una forma de lidiar con el trauma experimentado en la infancia. Algunos estudios también indican que las irregularidades del cerebro y la médula espinal pueden desencadenar una mentira compulsiva.

También se ha sugerido que la mentira compulsiva es un comportamiento aprendido. La gente adquiere el hábito de mentir porque los padres y otras figuras de autoridad nunca les enseñaron realmente que mentir es malo e inaceptable. Además, las personas con antecedentes de alguna forma de adicción tienden a mentir para encubrir y mantener su adicción mediante la mentira compulsiva.

¿Se puede tratar la mentira compulsiva?

Los psicólogos y psiquiatras están capacitados para identificar la mentira compulsiva, y siempre es beneficioso para el mentiroso compulsivo buscar tratamiento para su condición.

Sin embargo, antes de poder tratar la mentira compulsiva, primero debe diagnosticarse. Los psicólogos y psiquiatras se refieren al Manual de diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5) al hacer el diagnóstico de cualquier trastorno mental. La mentira compulsiva esno actualmenteenumerados en el DSM-5 como un trastorno mental independiente. Sin embargo, se menciona como síntomade varios otros trastornos reconocidos, incluido el trastorno facticio y el trastorno narcisista de la personalidad.

Entonces, aunque no existe un tratamiento formal para la mentira compulsiva, existen opciones disponibles para reducir este comportamiento. El proceso de diagnóstico puede descubrir un trastorno mental, como los mencionados anteriormente, que el cliente no sabía que tenía. Si este es el caso, el terapeuta trabajará con el cliente para desarrollar un plan de tratamiento que aborde todos sus síntomas.

El tratamiento más común para la mentira compulsiva es la psicoterapia (o terapia de conversación) cuyo objetivo es ayudar al cliente a comprender la condición que padece y los efectos negativos que está teniendo en todos los aspectos de su vida. En los casos en que la mentira compulsiva se diagnostica como síntoma de otro trastorno, se puede recetar un medicamento aprobado para ese trastorno. Normalmente no se utilizan medicamentos; sin embargo, como tratamiento directo para el comportamiento mentiroso compulsivo.

La formación y la experiencia de un terapeuta les ayudan a ser particularmente buenos para saber cuándo alguien está mintiendo. Sin embargo, la propia naturaleza de la mentira compulsiva significa que puede ser necesario que el terapeuta verifique la información con sus seres queridos. Esto ayudará a asegurar que no se gaste tiempo y esfuerzo tratando de diferenciar las verdades del mentiroso compulsivo de los adornos.

Como ocurre con la mayoría de las otras condiciones, el mentiroso compulsivo debe reconocer que tiene un problema y quiere ayuda para resolverlo. Es más probable que el cliente coopere y sea receptivo al tratamiento si asiste a las sesiones de terapia de buena gana en lugar de ser coaccionado.

Además de tratar al mentiroso compulsivo, un terapeuta puede sugerir que las personas cercanas a él y que tienen que lidiar con su condición regularmente también busquen terapia. Tendrán la oportunidad de abrirse sobre el efecto que el comportamiento mentiroso compulsivo de su ser querido está teniendo en ellos, así como aprender estrategias de afrontamiento y técnicas constructivas para responder al comportamiento del mentiroso.

10 señales de que alguien es un mentiroso compulsivo

  1. Tienen un lenguaje corporal inusual para un mentiroso

Esto puede ser un poco complicado, ya que el mentiroso compulsivo generalmente no se comporta de la manera que normalmente esperamos que se comporte un mentiroso. Por ejemplo, tendemos a asociar una mirada cambiante o la incapacidad de mirar a alguien a los ojos con mentir. El mentiroso compulsivo, sin embargo, normalmente seguirá mirándote directamente mientras miente. Además, una vez que se da cuenta de que alguien es un mentiroso compulsivo, se sorprenderá al darse cuenta de lo relajado que está cuando miente, porque es muy natural para él. Esto contrasta con la noción que normalmente tenemos de que un mentiroso está inquieto y nervioso.

fuente: rawpixel.com

  1. Tienen vidas complicadas

Muy a menudo, las mentiras que cuenta el mentiroso compulsivo ya han llevado a relaciones rotas y trabajos perdidos. Si la persona ha estado casada varias veces; parece estar siempre dentro y fuera de relaciones románticas, y está cambiando constantemente de amigos o de trabajo, puede ser una señal de que es un mentiroso compulsivo.

  1. Vuelven a contar las cosas que les dijeron con confianza

Es difícil para el mentiroso compulsivo guardar un secreto. Además, es probable que embellezcan la historia a medida que la transmitan a otros. Por lo tanto, puede notar que tienden a disfrutar recibiendo y compartiendo chismes.

  1. Ellos 'roban' las historias de otras personas

No es raro que el mentiroso compulsivo tome la historia de otra persona y la convierta en la suya propia. Su tendencia a hacer esto aumenta si es probable que la historia gane atención o simpatía. Incluso pueden ser bastante descarados al respecto. Por ejemplo, al escuchar a un compañero de trabajo decir que alguien allanó su casa, el mentiroso compulsivo podría acercarse a usted con una historia extravagante de cómo recientemente fue víctima de un robo.

  1. Son pensadores rápidos

Los mentirosos compulsivos adquieren el hábito de mentir para encubrir inconsistencias en mentiras pasadas, y se vuelven muy buenos en eso. Parece que son capaces de inventar una explicación sin ningún esfuerzo ni estancamiento. Además, se vuelven bastante hábiles para decir diferentes mentiras (o diferentes versiones de la misma mentira) a diferentes personas.

  1. Son defensivos

Si señala discrepancias en su historia o dice francamente que cree que está mintiendo, el mentiroso compulsivo tenderá a ponerse a la defensiva. Esto puede incluir señalar con el dedo a otra persona como la razón por la que tuvo que mentir. La ira es otra reacción común que dará un mentiroso compulsivo cuando se enfrente a la verdad. Puede que te acusen airadamente de no ser su amigo si no les crees o insistes en que conocen los 'hechos' mejor que tú.

  1. Parece que les falta empatía

Muchos mentirosos compulsivos parecen no tener en cuenta cómo sus mentiras afectan a los demás. Seguirán dándole vueltas a la mentira incluso si hacen que otra persona se sienta incómoda o herida en el proceso. Esta falta de empatía puede deberse al hecho de que el mentiroso compulsivo se centra únicamente en satisfacer su motivo interno para mentir.

  1. Ellos niegan rotundamente la evidencia

Mostrar al mentiroso compulsivo hechos irrefutables en un intento de hacer que se sinceren no siempre funciona. Pueden decir que está equivocado o que está mezclando eventos y su versión sucedió. Al final, el mentiroso compulsivo probablemente inventará otra mentira para hacer que la original parezca más plausible.

  1. Evitan preguntas

Las preguntas amenazan la ilusión que el mentiroso compulsivo está tratando de crear con sus mentiras. Si le haces preguntas al mentiroso compulsivo para obtener claridad sobre su historia, lo más probable es que no responda directamente o se ponga a la defensiva por que dudes de él. Es más, si los presionas para que te den una respuesta directa, el mentiroso compulsivo probablemente invente otra mentira en respuesta.

  1. Tienen baja autoestima

La baja autoestima a menudo lleva al mentiroso compulsivo a decir mentiras jactanciosas sobre sus logros, conexiones o habilidades. Estas mentiras se dicen no solo para engañar al oyente, sino también para hacer que el mentiroso compulsivo se sienta mejor consigo mismo y para encajar.

¿Deberías seguir siendo amigo de un mentiroso compulsivo?

No hay duda de que puede ser mental y emocionalmente agotador tener que lidiar con alguien que es un mentiroso compulsivo.

Puede ofrecer apoyo señalando que está al tanto de sus mentiras. Esto podría llevarlos a tomar conciencia de sí mismos para que puedan dar los primeros pasos para obtener ayuda. También puede mostrar su apoyo instándolos (pero no presionándolos) para que encuentren la ayuda que necesitan. Tenga a mano una lista de recursos, como https://www.regain.us/start/, para compartir con ellos si indican que están listos para comenzar a abordar su problema.

Sin embargo, si ellos se niegan a admitir que tienen un problema y se niegan a buscar terapia, entonces tendrás que decidir si puedes o no continuar en la relación. De hecho, poner fin a la relación puede ser lo mejor para su salud mental.

Si decides seguir siendo su amigo, aquí tienes algunos consejos sobre cómo proceder:

  • Recuerde que no están mintiendo TODO el tiempo.Aprenda a distinguir sus verdades de sus mentiras para poder apoyarlos cuando sean honestos. Si eres positivo con ellos cuando dicen la verdad, podría animarlos a hacerlo con más frecuencia.

fuente: rawpixel.com

  • Establezca límites en cuanto a lo que es aceptable y lo que no lo es.Por ejemplo, podrías decir que está prohibido incluirte como parte de los cuentos que cuentan. También debe dejar en claro que no va a corroborar ninguna de sus historias.
  • Evite ser un facilitador de sus mentiras.Mantenga su postura de desaprobación por sus tendencias mentirosas. No se ría de eso ni comience a ofrecer sus excusas a los demás de por qué el mentiroso compulsivo es como es.
  • Siga animándolos a que busquen ayuda.La conclusión es que es poco probable que el mentiroso compulsivo abandone el hábito por sí solo; necesita ayuda profesional para hacerlo.

No hay consenso entre los profesionales de la salud mental en cuanto a si la mentira compulsiva es un síntoma de varios trastornos mentales o es una enfermedad en sí misma. Eso, sin embargo, no impide que las personas se vean afectadas por la afección y tengan que lidiar con sus consecuencias.

Si estás luchando por ser un mentiroso compulsivo o si tienes un ser querido que crees que necesita ayuda para su hábito de mentir compulsivamente, no dudes en pedir ayuda a un terapeuta ahora mismo.