Cómo dejar de mentir: 10 pasos para encontrar la honestidad

Casi todo el mundo ha mentido al menos un par de veces en su vida, y pueden surgir como resultado de una serie de situaciones o razones diferentes. Desde pequeñas mentiras piadosas para tratar de proteger los sentimientos de alguien hasta mentiras que cubren los errores que has cometido, hay muchos tipos de mentiras en las que alguien puede participar. Sin embargo, si no tienes cuidado, la mentira puede salirse de control y causar problemas en su vida.

Si encuentra que su conversación informal puede llevar fácilmente a mentiras, o que simplemente está mintiendo todo el tiempo, es posible que tenga un problema con la mentira compulsiva. Hemos elaborado una lista de 10 pasos que puede seguir para dejar de mentir y llevar una vida menos complicada y más honesta. Pero antes de que pueda aprender a dejar de mentir, es importante que primero comprenda qué es la mentira compulsiva y cómo este comportamiento puede tener un impacto negativo en su vida.

¿Qué es la mentira compulsiva?

Fuente: rawpixel.com

Hay una serie de términos diferentes para describir el problema de la mentira en exceso, incluida la mentira patológica, la mentira habitual y la mentira compulsiva. Todos se reducen a lo mismo: las personas que mienten compulsivamente encuentran que mentir es más fácil que decir la verdad. Las mentiras se convierten en un comportamiento habitual provocado incluso por las conversaciones más mundanas durante el transcurso del día.

Mentir es diferente a negar o tener delirios sobre la realidad. Las mentiras son un cambio deliberado de la verdad, que puede incluir omitir o alterar puntos clave de una historia, reafirmar los hechos de una manera diferente o una fabricación total.

El problema con el hábito de mentir

Si bien las mentiras a menudo parecen ser inofensivas para quienes las dicen, de hecho pueden complicar o dañar muchos aspectos diferentes de su vida. Un estudio reciente realizado por un equipo de científicos del Departamento de Psiquiatría y Neurociencia del Comportamiento de la Universidad de Chicago examinó los efectos adversos que los estudiantes universitarios que mienten pueden ver en su vida cotidiana. Su estudio, publicado en Psychiatric Quarterly a principios de 2019, encontró que las personas que dijeron mentir todos los días tenían promedios de calificaciones más bajos que sus compañeros, así como cualidades de vida y niveles de autoestima más bajos. También encontraron que estos & ldquo; mentirosos diarios & rdquo; tenían más probabilidades de tener problemas en su vida social y familiar.

Pasos para ayudarlo a dejar de mentir

  1. Admita que tiene un problema con la mentira.
Fuente: pexels.com

El primer paso para aprender a ser más honesto es simple: admite que tienes un problema con la mentira. Esto no significa que tenga que revelar su problema a todos sus conocidos, pero es difícil hacer cambios sin ser completamente abierto consigo mismo sobre este problema. Si todavía está justificando internamente algunas de las mentiras que dice, no podrá dejar de mentir.



  1. Sea responsable ante alguien.

Encuentre a alguien en su vida, ya sea un amigo cercano, un familiar o un profesional de la salud mental, con quien pueda ser abierto sobre su hábito de mentir y comprometerse a ser completamente sincero con esa persona. Es mejor realizar cambios importantes paso a paso. Al designar a una persona con la que siempre tratará de ser sincero, puede ayudar a establecer nuevos hábitos que eventualmente pueden convertirse en aprender a mentir mucho menos.

  1. Examina qué te hace mentir.

¿Qué desencadena su impulso de mentir? Si no está seguro, preste atención tanto a usted mismo como a su situación la próxima vez que comience a mentir. ¿Dónde estás? ¿Con quién estás? ¿Cómo te sientes? Haciéndose estas preguntas, puede ayudar a analizar el & lsquo; por qué & rsquo; detrás de lo que conduce a la mentira. A continuación, haga una lluvia de ideas sobre cómo podría haber respondido. Planificar con anticipación puede ayudarlo a estar atento la próxima vez que surja una situación similar, ya que le permitirá tener una respuesta honesta en mente.

  1. Considere el tipo de mentira que tiende a decir con mayor frecuencia.

Hay muchos tipos diferentes de mentiras, pero todas se pueden clasificar en algunas categorías diferentes: mentiras piadosas, mentiras por omisión, exageraciones, & ldquo; gris & rdquo; o mentiras sutiles y mentiras completas. Cada tipo de mentira tiene su propio razonamiento interno en torno a por qué se dice. Las mentiras blancas y grises a menudo se discuten para evitar herir los sentimientos de alguien; Las mentiras por omisión, las exageraciones y la total falsedad son, con mayor frecuencia, una especie de mentira para evitar ponerse en una mala posición o son mentiras para encubrir lo que puede verse como una mala decisión.

  1. Satisfaga sus necesidades emocionales de forma honesta.
Fuente: pexels.com

Los seres humanos están programados para encontrar formas de satisfacer sus necesidades emocionales, tales como atención, conexiones con los demás, emoción, intimidad, amor, significado, seguridad, autoestima y estatus. A menudo, las mentiras son una forma de que alguien satisfaga las necesidades que no se satisfacen de otra manera. Sin embargo, usar mentiras para lograr esa satisfacción no es real ni significativo. Es falso porque proviene de una mentira en lugar de un lugar de verdad y puede ser fugaz, lo que significa que a menudo puedes encontrarte en una situación similar para tratar de seguir satisfaciendo esa necesidad. Encontrar formas de satisfacer sus necesidades emocionales de manera real y significativa no solo lo ayuda a evitar recurrir a la mentira, sino que también conduce a mejores conexiones y una mayor sensación de satisfacción.

  1. Practica establecer límites.

A menudo, las personas que tienen problemas con la mentira compulsiva comenzaron porque tenían dificultades para establecer límites para ellos mismos. Esto puede estar relacionado con su vida personal o profesional. ¿Alguna vez ha aceptado el plan de fiesta de un amigo o la invitación para pasar el rato sin tener la intención de participar? ¿O ha aceptado alguna vez emprender más proyectos en el trabajo cuando sabía que en realidad no tenía tiempo para hacerlo? Ambos son ejemplos de los tipos de situaciones en las que los límites podrían ayudarlo a evitar mentir.

Decir que no a algo puede ser difícil, pero establecer límites no te convierte en una persona mala o difícil. Te ayudan a ser más asertivo sobre tus propias necesidades, en lugar de recurrir a mentiras para hacer que alguien se sienta mejor o para que tu jefe te vea bien. Al ser honesto en estas situaciones, en realidad está priorizando su bienestar y evitando decepcionar a su amigo o jefe.

  1. Considera las consecuencias.

Las mentiras tienen una forma de acumularse unas sobre otras con el tiempo hasta que hayas dicho tantas mentiras que ya no puedas mantener tu historia clara. La persona a la que le mintió comenzará a darse cuenta de que no es sincero con ella y corre el riesgo de perder tanto su buena opinión como su confianza. Esto puede provocar la pérdida de amistades, relaciones rotas y oportunidades perdidas en su vida profesional. Recuerde que las mentiras rara vez son inofensivas, sin importar cuán pequeñas puedan parecer en ese momento.

  1. diario.

Llevar un diario puede ser una excelente manera de ayudarlo a ver patrones en sus hábitos de mentir, incluso cuando parezca que está mintiendo sin motivo. También puede darle la oportunidad de reflexionar sobre la situación y ver formas en las que podría haber elegido ser sincero. Escriba un enfoque más positivo que podría haber adoptado en este momento para que, si la misma situación vuelva a ocurrir, ya esté preparado mentalmente con una mejor respuesta.

  1. Establezca metas positivas.
Fuente: rawpixel.com

Las personas tienden a mentir para sentirse mejor consigo mismas de una forma u otra. En su lugar, intente establecer metas positivas para usted, como terminar un proyecto un poco antes o hacer tiempo para salir con un amigo que no ha visto por un tiempo. Las metas pequeñas y fáciles de lograr como estas te hacen sentir mejor contigo mismo de una manera genuina y positiva para que no sientas la necesidad de buscar la misma validación mintiendo.

  1. Tómelo un día a la vez.

Al igual que no esperarías poder aprender un nuevo idioma o tocar un instrumento en un solo día, aprender a dejar de mentir no va a resultar en un cambio inmediato. Comprométase con pequeñas metas todos los días que sepa que puede lograr para no sentirse desanimado si las cosas no siempre salen según lo planeado.

Empiece por establecer el objetivo de decir la verdad en situaciones en las que sabe que por lo general siempre miente. Por ejemplo, si tiendes a decirle a la gente que has completado más estudios de los que realmente tienes, o que creciste en otro lugar que no es tu ciudad natal. Propóngase decir la verdad en estas situaciones, y la verdad eventualmente se convertirá en un hábito tan importante como lo fueron las mentiras. Tómelo un día a la vez, y no se desanime si todavía comete un desliz y miente ocasionalmente.

Siempre es importante recordar que luchar contra la mentira patológica no te convierte en una mala persona. La mayoría de las personas que mienten tienden a tener personalidades impulsivas, lo que la psicóloga Linda Blair cree que se relaciona con su hábito de mentir. 'Si eres una persona impulsiva, es difícil romper el hábito, porque tienes esta terrible sensación dentro de ti de que tienes que arreglar las cosas ahora mismo', dice Blair. & ldquo; Entonces, cuando se te viene a la cabeza, solo dilo. Eso no significa que necesariamente mientas, pero es un poco más difícil para ti dejar de mentir, más de lo que lo es para alguien que es más reflexivo.

Aprender a dejar de mentir puede ser un viaje largo que requiere un esfuerzo genuino de su parte. No tenga miedo de pedir ayuda cuando la necesite. La consejería puede ser una vía fantástica para ayudarlo a profundizar y encontrar las razones por las que no puede dejar de mentir, y luego idear formas de superar este problema. En ReGain, podemos emparejarlo con un terapeuta con licencia para ayudarlo a cuestionar los hábitos de mentir, analizar las razones detrás de ellos y aprender a detener las mentiras. Nuestras convenientes sesiones en línea se pueden realizar desde su computadora, tableta o teléfono, cuando mejor se adapte a su horario.

Recuerde que los cambios significativos no ocurren de la noche a la mañana; son el resultado de mucha autorreflexión, disciplina y determinación. Solo si te esfuerzas por hacer pequeños cambios todos los días, aprenderás a dejar de mentir y a encontrar un nivel significativo de honestidad en ti mismo y en tu vida diaria.