Cómo perdonar a una esposa infiel: ¿es posible la reconciliación?

Mucho se habla de trampas e infidelidades en el matrimonio. Las canciones, los libros, los programas de televisión y las películas tienden a enfocarse en la persona que ha sido agraviada y en cómo siguen adelante, pero la mayoría de las personas y los medios no discuten el meollo de lo que sucede después de una aventura, y ambos esposos que desean que el matrimonio funcione. ¿Puede haber reconciliación cuando una esposa ha hecho trampa?

Fuente: rawpixel.com



Qué sucede después de una aventura

Las secuelas de las aventuras amorosas difieren de una relación a otra. Algunos cónyuges se enteran a través de un tercero, otros se enteran a través de los afectos de su cónyuge, y a otros se les dice directamente su cónyuge. Cada una de estas formas de averiguarlo tiene sus inconvenientes y ventajas, y cada una de ellas probablemente afectará si ustedes dos están dispuestos y pueden buscar la reconciliación o no.



Cuando un cónyuge descubre a través de un tercero que su cónyuge está engañando, la confrontación suele ser el siguiente paso. Puede confrontar a su cónyuge de inmediato, enfurecido por lo que ha aprendido, o puede esperar para encontrar pruebas que sugieran que algo salió mal. Incluso podría decidir ignorar lo que le han dicho, a favor de confiar en su pareja, y decidir hacer que su matrimonio funcione. En este escenario, su cónyuge ciertamente puede negar que ha hecho algo malo, y puede que no sea más que una sospecha persistente.

Si descubre pruebas de la infidelidad de su cónyuge a través de recibos de hotel, mensajes de texto o correos electrónicos ilícitos, llamadas telefónicas sospechosas o fondos sospechosamente perdidos, también es probable que se produzca una confrontación. Una vez más, la confrontación puede llevar algún tiempo, mientras reúne todo lo que necesita para demostrar definitivamente la culpabilidad de su cónyuge. También puede tener la esperanza de estar equivocado, de alguna manera, y confrontar a su cónyuge con la esperanza o expectativa de que niegue todo y su vida vuelva a la normalidad.



Que su cónyuge se acerque a usted con la noticia de que ha engañado no le brinda la misma distancia y la oportunidad de calmarse que ofrecen los dos escenarios anteriores, pero ofrece una mayor probabilidad de resolución. Después de todo, es hablar del carácter de alguien si está dispuesto a confesar que ha cometido un error, y decirte que puede haber sido su primer paso para intentar que tu matrimonio funcione.



Independientemente del modo exacto de transmisión de la noticia, seguramente le seguirán malestar emocional, miedo y desconfianza. Cuando escuche incluso una sospecha de la infidelidad de su cónyuge, es probable que sienta emociones intensas y abrumadoras, o una experiencia emocional casi amortiguada, mientras trabaja para comprender exactamente lo que ha sucedido y se enfrenta cara a cara con lo que sucedió. hacer a continuación.

El impacto emocional de la infidelidad

Aunque la infidelidad es una fuente obvia de desconfianza en una relación, las repercusiones emocionales de ser engañado son significativas y pueden extenderse mucho más allá de si usted confía o no en su cónyuge. Si te golpea con la realidad de la infidelidad de tu cónyuge y creías que tu relación estaba llena de honestidad, confianza y valor, es posible que no solo experimentes una pérdida de confianza en tu cónyuge, sino también una pérdida de confianza. en ti mismo, en tu entorno e incluso en tu comprensión de la realidad. Después de todo, podría razonar, ¿cómo es posible que no supiera que estaba sucediendo algo tan monumental?

Fuente: rawpixel.com



Aparte de perder todo sentido de confianza, la traición que implica la infidelidad es sustancial. Incluso una traición menor puede causar estragos en su estado físico y mental, e incluso puede provocar sentimientos y síntomas similares a los del trastorno de estrés postraumático. La traición puede provocar que surjan inmensos niveles de estrés y también puede hacerte sentir que no puedes confiar en nadie ni en nada. La traición también puede traer mucha vergüenza, ya que podría sentirse tonto y humillado por ser tratado de esa manera por su cónyuge.

La culpa a uno mismo también puede entrar en juego, en la que usted asume toda la culpa por el ojo, corazón o mano errantes de su cónyuge. Es posible que sienta que debería haber estado mejor, de alguna manera más delgado, quizás, o más interesante, o mejor para mantenerse al tanto de las facturas. El ciclo de la auto-culpa es difícil de dejar atrás, pero es importante mantenerse alejado.

Pasos para reconstruir la confianza

Una o ambas partes podrían estar interesadas en reconciliarse, después de la infidelidad de una esposa, y esto ciertamente no es imposible; muchas parejas han pasado por el engaño de una forma u otra, y han salido del otro lado más fuertes y más conscientes de sus fallas, inconvenientes y áreas de debilidad, así como de sus atributos positivos y áreas de fortaleza. Sin embargo, para lograr esto, las parejas deben estar dispuestas a tomar medidas para mantener su matrimonio a flote. Éstos incluyen:

  • Comunicación abierta. Comunicarse abiertamente con su cónyuge es una parte importante para recuperar la confianza. Aunque esto a menudo se puede confundir con un pase libre por ser cruel, desagradable o inapropiado en el habla y los hábitos mutuos, la comunicación abierta también significa ser considerado y respetuoso el uno con el otro en sus patrones y hábitos de habla.
  • Trabajo autónomo. Aunque no hay excusa para la infidelidad dentro de un matrimonio, cuando un matrimonio termina (o está a punto de terminar), ambos cónyuges deben trabajar en sus problemas y necesidades. Para algunos, esto significa trabajar con problemas de confianza y practicar cómo confiar. Para otros, esto significa trabajar en sus expectativas y cualquier toxicidad que surja de expectativas poco realistas. Trabajar en sus propias necesidades, fallas y frustraciones separadas de su pareja puede ayudarlos a ambos a regresar a su matrimonio de la mejor manera posible.
  • Disposición para el trabajo. La reconciliación es un camino difícil para ambos socios. Requiere mucho tiempo, mucha inversión y muchas decisiones y compromisos difíciles. Reconstruir la confianza y recuperar el amor o la magia en su relación no sucede de la noche a la mañana. Este tipo de trabajo puede llevar meses o, en algunos casos, incluso años, por lo que ambos socios harían bien en entrar en la situación con la expectativa de trabajar duro y anhelando recuperar su relación matrimonial.
  • Dejando atrás los viejos hábitos. Un aspecto vital para hacer que un matrimonio funcione después de la infidelidad es dejar de lado las relaciones extramaritales o los coqueteos. A menudo, también hay otros hábitos que deben cambiar, incluido el uso de un lenguaje crítico, el recurso al silencio en lugar de comunicarse y culpar a los demás por sus problemas.
  • Poniendo su mejor pie adelante. Intentar rehacer su antigua relación probablemente fracasará; la confianza y la cercanía que habías construido anteriormente probablemente fueron destruidas por la infidelidad. En lugar de trabajar para recuperar su antigua relación, vea su futuro juntos como el comienzo de una relación completamente nueva, marcada por el compromiso y la determinación. Cada pareja entra en nuevas etapas en su relación a medida que envejece, enfrenta dificultades y aprende más sobre el otro y sobre ellos mismos, y una pareja que enfrenta la reconciliación después de la infidelidad no es diferente.

La reconciliación ya no es un pequeño subconjunto dentro de los matrimonios, sino que es una respuesta cada vez más común al engaño. Debido a que la disolución de un matrimonio a menudo no es solo la disolución de una única relación, sino la terminación de una familia, la separación de bienes y el abandono de círculos sociales y sistemas de apoyo completos, muchas parejas están optando por aprender a hacer que su relación funcione, en lugar de buscar el divorcio.

Fuente: rawpixel.com

¿Cuándo es imposible la reconciliación?

La capacidad de reconciliarse depende en gran medida de las circunstancias y de las dos personas involucradas. El número de incidentes puede influir en si es posible o no la reconciliación; Hay una clara diferencia entre la infidelidad habitual y una larga serie de aventuras y una sola indiscreción. Si su esposa tiene el hábito de salirse de su matrimonio para involucrarse en situaciones emocionales, físicas o de otro tipo, la reconciliación puede ser poco probable. Un flujo regular de asuntos podría indicar que su cónyuge sufre de adicción sexual, ya no está enamorado o está buscando algo fuera de su matrimonio que no puede encontrar dentro de su matrimonio. Ciertamente, todos estos problemas pueden resolverse, pero estos problemas tienen que ver en gran medida con su esposa y sus necesidades y, en muchos sentidos, dependen de ella.

La reconciliación también puede ser imposible cuando ambas partes no están totalmente dedicadas a la reconciliación. Hacer que un matrimonio funcione es una tarea difícil, y tener que superar una serie de obstáculos y reveses requiere una enorme cantidad de tiempo, diligencia, humildad y gracia. Si no puede ofrecer todas estas cosas, o su esposa no está dispuesta a ofrecer todas estas cosas, la reconciliación es muy poco probable.

Cómo perdonar a una esposa infiel

Perdonar a una esposa infiel no es un asunto sencillo. Lejos de ser una sola decisión, perdonar a tu esposa y reconciliarte es una decisión diaria, incluso hora por hora, que puede llevar años para concretarse y encarnarse verdaderamente. Aunque el camino es duro, largo y está absolutamente plagado de contratiempos y obstáculos, muchas parejas están descubriendo que las recompensas de mantener su matrimonio superan con creces la posibilidad de divorciarse y, con la ayuda mutua, un sistema de apoyo y un profesional de la salud mental, tome las medidas necesarias para reunirse y convertirse una vez más en una pareja estable y totalmente comprometida.

Fuente: rawpixel.com