¿Importa quién paga en una cita?

Prepararse para una cita es emocionante, y probablemente espere que esta salga a la perfección. Si eres un hombre y estás volviendo a la escena de las citas, es posible que te preguntes si se aplicarán las mismas reglas de citas a las que estás acostumbrado. Es bastante tradicional que el hombre pague todo en una cita. ¿Importa quién paga en una cita, o es algo que es una reliquia del pasado? Depende de a quién le preguntes.

Algunas personas sienten que todavía es apropiado que un hombre pague todo en una cita. Muchas personas rechazan esta idea y encuentran que la idea es un poco sexista. No hay nada intrínsecamente malo en querer pagar la comida o la entrada al cine de tu cita. En algunas situaciones, una mujer puede sentirse más cómoda dividiendo el costo de pagar las cosas ella misma. Los roles de género tradicionales a menudo están siendo desafiados en los tiempos modernos, pero es posible que encuentre una mujer que esté completamente interesada en mantenerlo a la vieja usanza.



Pagar tu cita podría ser un buen gesto

Fuente: pxhere.com



Cuando se trata de determinar quién debe pagar en una cita, las reglas tradicionales de las citas establecen que debe ser el hombre, así es como te criaron y es posible que desees cumplir con estas reglas tradicionales. Muchas mujeres estarán perfectamente bien con un hombre que pague todo en una cita. Muchas personas sienten que así debe ser y lo aceptan por lo que es. Si te gusta pagar en una cita y te hace sentir bien, no hay nada de malo en eso.

Pagar tu cita podría verse como un buen gesto. Incluso cuando a alguien no le importan las reglas de citas pasadas de moda, es posible que vean lo que estás haciendo como una señal de caballero. Quieres ser una buena cita y mostrarle a alguien un buen momento, así que vas a pagar por las cosas. No tiene que ser así, pero esto podría ser con lo que se sienta cómodo o con lo que esté acostumbrado.



Habrá mujeres que esperarán que el hombre también pague por todo. Algunas mujeres pueden sentir que esto está implícito cuando un hombre la invita a salir. Si no está seguro o no tiene suficiente dinero para cubrir todo, es posible que desee preguntar. Para la mayoría de los hombres, será más seguro asumir que pagará a menos que esté saliendo con una mujer a la que no le importan los roles tradicionales. También puede preguntar sobre estas expectativas, aunque puede sentirse incómodo al mencionarlo.



No hay nada de malo en que una mujer pague

También debe comprender que no hay nada de malo en que una mujer pague por una cita. Algunas mujeres incluso pueden invitar a los hombres a salir en estas citas. Pueden asumir porque son ellos los que iniciaron la fecha en la que estarán pagando. Algunos hombres se ponen un poco dudosos acerca de que una mujer pague, pero muchas mujeres estarán perfectamente bien con esto. A menudo depende de la visión del mundo de la mujer y de las circunstancias detrás de la cita.

Si la mujer con la que vas a salir no parece del tipo anticuado, entonces existe la posibilidad de que esté de acuerdo con pagar. Tampoco debería sorprenderte si ella te detiene cuando vas por la cuenta después de terminar la cena. Algunas chicas pueden sugerirle que se divida la cuenta. Algunas personas se refieren a esta opción como 'volverse holandés'. Si a una mujer no le gusta la idea de que pagues por todo, entonces no hay necesidad de pelear con ella por eso. Es posible que no quiera sentir que le debe nada por pagar por ella.

Algunos hombres sin escrúpulos sienten que tienen derecho a tener sexo o besos porque pagaron por una cita. A veces, las niñas se pagarán por sí mismas para evitar esta situación. Que su cita quiera pagar no significa que ella piense que usted es una sanguijuela o alguien que, por lo demás, es desagradable. Podría ser solo una señal de su independencia y de que no cree que usted deba pagar por ella. Si una mujer tiene su propio dinero y es tan estable económicamente como usted, ¿por qué debería pagar por ella? Muchas mujeres piensan las cosas en estos términos en los tiempos modernos.



Algunos hombres se sienten inferiores cuando no pueden pagar

Fuente: pexels.com

Si te sientes inferior cuando no puedes pagar una cita, entonces no estás solo. Los hombres han sido educados para pensar que se supone que deben ser de cierta manera. Por esta razón, es posible que muchos hombres eviten tener citas cuando no tienen suficiente dinero para pagar todo. Esto puede dañar una relación cuando alguien se encuentra en una mala posición financiera y no está dispuesto a ceder en sus sentimientos sobre la necesidad de pagar. Si alguna vez se ha sentido nervioso o pequeño debido a que una mujer pagó por su comida, entonces sepa que no está solo.

No es raro que los hombres se sientan así, pero eso no significa que sea correcto. Sentirse como si fuera inusual o como si fuera menos hombre debido a que no puede pagar es una tontería. Todo el mundo tiene momentos del mes en los que está esperando un cheque de pago. Millones de estadounidenses viven de cheque a cheque, y es posible que no siempre tengas mucho dinero. Tu novia no debería tener que sentirse rara por pagarte solo porque tienes complejos al respecto. Este es un viejo estigma cultural que se está quedando en el camino. No importa si usted paga o si ella paga. Solo importa que la pasen bien juntos y que ambos estén disfrutando de la cita.

No debes evitar tener una cita con una mujer si ella quiere pagar o si no tienes dinero. Es posible que se esté perdiendo una conexión amorosa debido a su sensación de vergüenza. Si ella quiere invitarte a salir, ¿no sería más apropiado agradecerle por ello? Siempre puedes devolver el favor la próxima vez y te da la oportunidad de seguir trabajando para construir esa conexión amorosa.

La estricta adherencia a las expectativas de género no es necesaria

Fuente: pexels.com

La adhesión estricta a las expectativas de género no es necesaria en los tiempos modernos. Hay círculos donde la gente todavía mantiene las cosas muy anticuadas. Sin embargo, el resto del mundo avanza y desafía estos ideales. A menos que haya estado muy distraído durante los últimos años, probablemente esté consciente de los cambios sociales que están ocurriendo. La gente está cambiando las definiciones de lo que significa ser hombre o mujer. Están descubriendo que las etiquetas pueden ser restrictivas y que no tiene sentido meterse dentro de una caja sin ningún motivo.

Si tienes sentimientos fuertes sobre este tema, entonces está bien seguir pagando por citas si a tu pareja le parece bien. Solo debes saber que no tienes que seguir pagando por todo si no quieres. No es necesariamente su deber como hombre pagar por cada pequeña cosa que decidan hacer como pareja. Si amplías un poco tus horizontes, verás que que una mujer pague por una cita no es algo inusual a lo que debas temer.

También es importante reconocer que existen muchas parejas del mismo sexo. Las personas que están saliendo con alguien del mismo sexo no tienen que preocuparse tanto por temas como este. Simplemente demuestra cuán desactualizadas son algunas de estas reglas de citas. Debes tomarte el tiempo para repasar tus expectativas con la mujer con la que estás saliendo. Siempre que sepa que alguien puede cubrir el pago de la cita, no debería ser un problema salir. No tiene que preocuparse por las viejas reglas de citas a menos que sienta que es importante por alguna razón.

Siempre puede contar con asesoramiento para parejas en línea

Fuente: pexels.com

Si usted y su nueva pareja tienen problemas para llevarse bien, es posible que necesiten ayuda. Tal vez quieras mantener las cosas más tradicionales y ella está interesada en desafiar esas expectativas. No hay nada de malo en tener diferentes puntos de vista, pero no es bueno cuando no pueden comunicarse entre sí correctamente. Parejas en línea y rsquo; Los consejeros pueden ayudarlo a superar las complicaciones de su relación. Ellos le ayudarán a encontrar soluciones y también trabajarán en formas de acercarse más como pareja.

Muchas parejas se han beneficiado al comunicarse con parejas en línea y rsquo; consejeros. Esta es una forma muy conveniente de superar incluso los problemas de relación más serios. Lo mejor de todo es que es una forma discreta de terapia de pareja que puede disfrutar desde la comodidad de su hogar. No tendrá que preocuparse por cumplir con estrictos horarios de oficina, y también es bastante asequible. Comuníquese con estos dedicados consejeros hoy mismo si necesita ayuda para trabajar en problemas de relación.