5 tipos de consejeros que pueden ayudarlo y cómo determinar cuál es el adecuado para usted

Ya sea que esté luchando contra el estrés crónico, una enfermedad mental, problemas emocionales o simplemente necesite alguien con quien hablar, un consejero puede ayudarlo. Un consejero lo ayudará a desenredar sus pensamientos, aliviar sus preocupaciones y aprender habilidades útiles para hacer frente. La mayoría de las personas se beneficiarían en un momento u otro de sus vidas al hablar con un consejero.

Fuente: rawpixel.com



Al buscar un terapeuta, es posible que se sienta abrumado por los diferentes tipos de asesoramiento disponibles. Los consejeros pueden brindarle apoyo, capacitación en habilidades y otras formas de ayuda terapéutica. Hay muchos tipos de profesionales de la salud mental disponibles, y es importante investigar cuáles son beneficiosos para sus necesidades para encontrar la opción adecuada.

Los diferentes tipos de certificaciones de asesoramiento ofrecen diferentes niveles de atención. Dependiendo de sus credenciales y capacitación, su consejero puede evaluar, diagnosticar, prevenir y tratar una amplia variedad de condiciones de salud mental.



Los siguientes son los tipos más comunes de consejeros disponibles para ayudar con diversas afecciones de salud mental y conductual. Esta lista puede ayudarlo a comprender estos términos para que pueda elegir el consejero que mejor se adapte a sus necesidades individuales.

  1. Psicologo clínico

Un psicólogo clínico es un tipo de terapeuta con una amplia formación en la evaluación, el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades mentales y del comportamiento. Los psicólogos clínicos utilizan técnicas de terapia respaldadas por la investigación, más comúnmente terapia cognitivo-conductual (TCC), para tratar a pacientes con muchas afecciones. Estos incluyen depresión, trastornos de ansiedad, TDAH, TOC, traumas y trastornos por abuso de sustancias.



Un psicólogo clínico generalmente programará una visita de admisión inicial para evaluar el estado mental y emocional del paciente. Este proceso, que implica una entrevista, un recuento de la historia relevante del paciente y posibles pruebas, permitirá al psicólogo determinar si sus síntomas cumplen con los criterios de diagnóstico para cualquier condición.



Los psicólogos pueden trabajar en consultorios privados, hospitales o entornos escolares. Los psicólogos generalmente deben tener un doctorado para ejercer. Como no tienen un doctorado médico, no pueden recetar medicamentos.

¿Qué es la terapia cognitivo-conductual?

La terapia cognitivo-conductual es un tipo de psicoterapia que implica identificar y alterar los patrones de pensamiento negativo y reemplazar los comportamientos de afrontamiento que no ayudan por otros más efectivos. El individuo aprende a reconocer conscientemente sus distorsiones de pensamiento y el impacto que tienen en cómo se sienten. Luego, se le enseña al cliente cómo reemplazar su pensamiento negativo con declaraciones positivas y fortalecedoras. CBT también puede involucrar la enseñanza de habilidades de resolución de problemas para ayudarlo a superar las dificultades que pueda encontrar.

La investigación ha demostrado que la TCC es el tipo de terapia más eficaz para afecciones como la depresión, el trastorno de estrés postraumático y la ansiedad. Muchos estudios han demostrado que la TCC regular mejora significativamente los síntomas de estas afecciones en un plazo de 6 a 12 semanas.



Fuente: rawpixel.com

  1. Trabajador social clínico con licencia (LCSW)

Los trabajadores sociales clínicos se pueden encontrar en muchos entornos y realizan asesoramiento tanto individual como grupal. Estos incluyen consultorios privados, clínicas, hospitales y escuelas. El trabajo social clínico es un tipo de trabajo social especializado que se enfoca en brindar terapia para enfermedades mentales y problemas de conducta. Los trabajadores sociales clínicos tienen una maestría o un doctorado en trabajo social y están autorizados por el estado en el que operan para brindar servicios.

Los TSC analizan el hogar y la vida familiar de un individuo, así como su situación económica y otros factores, para determinar una imagen clara de su situación. Los TSC emplean lo que se conoce como un 'enfoque basado en fortalezas', que combina estos factores y una descripción general de los rasgos individuales de la persona para crear un plan de tratamiento especializado.

¿Qué es un enfoque basado en las fortalezas en la consejería?

La terapia basada en fortalezas es una terapia centrada en la positividad que se concentra en identificar las fortalezas y habilidades únicas de una persona. El terapeuta se enfoca en desarrollar estas fortalezas y mejorar las capacidades y la confianza en sí mismo del individuo. Muchas personas que luchan con problemas de salud mental, baja autoestima y pensamientos negativos amplifican sus debilidades y defectos percibidos. Esto puede mantener a una persona atrapada en patrones de comportamiento negativos.

La consejería basada en las fortalezas puede funcionar para muchas personas para superar sus creencias autolimitantes y mejorar su perspectiva. Al cambiar el enfoque hacia las fortalezas de una persona, en lugar de sus debilidades, adquiere una sensación de control y agencia.

  1. Terapeuta Matrimonial y Familiar Licenciado (LMFT)

El término Terapia Matrimonial y Familiar (MFT) se refiere a un tipo de psicoterapia centrada en la dinámica interna de parejas y familias. El tratamiento puede implicar tanto terapias individuales para cada miembro de la familia afectado como consejería de pareja o de grupo donde todas las partes estén presentes.

Los LMFT no solo tratan los conflictos familiares y de pareja, sino que también tratan una amplia gama de problemas complejos, que incluyen depresión, ansiedad, trastorno bipolar, trastornos alimentarios, abuso de sustancias y violencia doméstica. Las sesiones suelen durar varios meses y se centran en establecer y alcanzar determinadas metas para mejorar la relación entre todas las partes.

  1. Consejero de salud mental con licencia (LMHC)

Dependiendo del estado, operar como consejero de salud mental puede requerir una licenciatura o una maestría en psicología. Los LMHC trabajan con el paciente para establecer los objetivos de la terapia y las formas de lograrlos. Este tipo de asesoramiento puede ser más flexible y estar orientado al cliente que otras formas. El enfoque de las sesiones de terapia es establecer los problemas en la vida del paciente y trabajar para encontrar soluciones concretas y efectivas.

Los consejeros profesionales con licencia (LPC) operan de la misma manera que los LMHC. Los dos términos suelen ser intercambiables, sin diferencias significativas.

Fuente: pixabay.com

  1. Psiquiatra

Un psiquiatra es un tipo de médico capaz de diagnosticar, tratar y prevenir una amplia gama de trastornos mentales, emocionales y del comportamiento. Deben tener un doctorado en medicina (MD) o un título de doctor en medicina osteopática (DO). Los psiquiatras tienen experiencia y capacitación para identificar y tratar muchas afecciones, incluido el trastorno bipolar, la esquizofrenia, los trastornos alimentarios, la adicción y las afecciones comórbidas complejas.

Como son médicos, los psiquiatras son el único tipo de consejero en la lista que puede recetar medicamentos. Ocasionalmente, pueden solicitar pruebas de laboratorio por diversas razones. A veces, también pueden ofrecer otros tratamientos, según su afección, como la desensibilización y reprocesamiento del movimiento ocular (EMDR) o la biorretroalimentación.

En muchas prácticas, es posible que vea a un psiquiatra para su evaluación y diagnóstico inicial, así como para la prescripción de cualquier medicamento, pero luego consulte a otro tipo de consejero para sus visitas de terapia en curso.

Cómo encontrar el consejero adecuado

Conectarse con el consejero adecuado puede requerir algo de prueba y error, lo que puede ser desalentador. No se desanime si lleva un tiempo encontrar al terapeuta adecuado. Primero, si tiene seguro, pregunte sobre el alcance de su cobertura de salud mental.

La mayoría de los planes de seguro solo cubrirán ciertos proveedores, así como una cantidad determinada de sesiones en un año calendario. Es posible que muchos deseen una evaluación anual o bianual con un psiquiatra si le recetan medicamentos psiquiátricos.

Por lo general, comenzará por ver a su terapeuta al menos una vez a la semana. Su terapeuta debe establecer objetivos de tratamiento desde el principio y realizar un seguimiento de su progreso hacia esos objetivos durante su terapia. Quiere poder hablar abiertamente con su terapeuta y sentirse comprendido y escuchado.

Es posible que se sienta nervioso o inseguro durante sus primeras sesiones de asesoramiento, especialmente si nunca ha participado antes. Puede ser difícil abrirte con alguien que no conoces sobre temas profundamente personales. Quedarse con eso. A medida que comience a confiar en su terapeuta y se acostumbre al proceso, se sentirá más cómodo hablando sobre sus problemas.

No es raro no hacer clic con el primer consejero que ve. Tal vez siguen una escuela de psicoterapia diferente a la que estás de acuerdo o quieren enfocarse en áreas de tu vida que no encuentras útiles. Recuerde siempre que la consejería es para su beneficio. Si no se siente cómodo con el primer terapeuta con el que habla, no dude en explorar sus opciones. Es posible que necesite varios intentos para encontrar el terapeuta adecuado para usted.

¿Tiene dificultades para encontrar un terapeuta?

El fácil acceso a una terapia asequible sigue siendo problemático para muchos. Para algunas personas, incluidos los profesionales ocupados, los padres que se quedan en casa y los estudiantes a tiempo completo, puede ser difícil adaptarse a las citas de terapia regulares, ya que entra en conflicto con su horario. Dependiendo de su ubicación, su acceso a consejeros profesionales puede ser limitado. Algunas personas pueden tener dificultades con el transporte hacia y desde las citas. Las personas con discapacidades también pueden enfrentar barreras adicionales.

Cuando está luchando con una enfermedad mental, un trastorno de ansiedad o un estrés continuo, puede ser difícil reunir la motivación para buscar asesoramiento. No se rinda; en su lugar, considere elegir la terapia en línea.

Los beneficios de la terapia en línea

Fuente: rawpixel.com

La terapia en línea puede abordar cualquier barrera con la que pueda estar luchando al brindarle asesoramiento profesional asequible al que puede acceder en un momento y lugar que sea conveniente para usted. La terapia en línea puede tomar varias formas diferentes, según sus preferencias. Estos incluyen terapia de video uno a uno, así como terapia de chat, donde intercambia mensajes con su terapeuta. Con la terapia en línea, está conectado con un consejero al que puede enviar mensajes en cualquier momento, creando una relación que le permite sentirse apoyado y comprendido.

Muchos problemas de relación, desde las dificultades de comunicación hasta la infidelidad y el divorcio, pueden dañar su salud mental y emocional. En estos tiempos difíciles, puede ser útil conectarse con un consejero. Regain.us ofrece terapia en línea profesional y asequible para individuos y parejas. Podemos conectarlo con un consejero calificado que tenga experiencia y conocimiento en sus áreas particulares de interés.

Fuentes

https://www.psychologytoday.com/us/blog/freudian-sip/201102/how-find-the-best-therapist-you

https://www.allpsychologyschools.com/counseling/types-of-counseling/