14 consejos para encontrar el terapeuta adecuado cerca de mí

Elegir a alguien con quien hablar sobre sus desafíos de salud mental, emociones, recuerdos o pensamientos puede resultar intimidante. Los grandes terapeutas están altamente calificados y capacitados para crear procesos significativos en su viaje hacia el bienestar. Cuando se pregunte '¿quién es el terapeuta adecuado cerca de mí?' puede terminar en el vórtice de Google o sumergirse en las reseñas en línea. Estos son algunos consejos importantes que debe recordar para facilitar ese proceso.

¿Cómo sé si un terapeuta es adecuado para mí? Podemos ayudar: póngase en contacto con un terapeuta certificado por la junta ahora.



Fuente: pixabay.com

  1. No elijas al azar

Cuando se trata de encontrar el terapeuta adecuado cerca de usted, lo último que desea hacer es elegir uno al azar. La terapia es un lugar en el que siempre debe sentirse cómodo y cómodo hablando de sus preocupaciones y problemas. En el pasado, es posible que acabara de encontrar un nombre en las páginas amarillas y luego programar una cita. Pero ahora, debido a que tiene acceso a más información a través de Internet, querrá tomarse el tiempo para encontrar un terapeuta que sea adecuado para usted.



Muchas cosas diferentes contribuyen a encontrar la combinación adecuada. Algunas de estas cosas incluyen su especialidad, precio, ubicación y personalidad. Es por eso que debe tomarse el tiempo para encontrar el terapeuta adecuado en lugar de simplemente elegir un nombre de una lista.

  1. Solicite una recomendación de su médico

Dependiendo del desafío al que se enfrente, es posible que pueda obtener una remisión de su médico general. Si bien su médico puede recetarle medicamentos que pueden ayudarlo con los problemas de salud mental, no puede brindarle servicios de terapia. Sin embargo, lo más probable es que tengan una lista de especialistas en salud mental a los que puedan derivarlo.



  1. Comuníquese con su compañía de seguros médicos

Si tiene seguro médico, existe la posibilidad de que algunos de sus gastos estén cubiertos por la terapia. Para asegurarse de que sus servicios estén cubiertos, hable con su compañía de seguro médico. Pueden ayudar a proporcionarle una lista de profesionales dentro de su red.



Si elige un terapeuta con el que trabajar antes de hablar con su compañía de seguros, querrá preguntar si aceptan su seguro. El hecho de que tenga un seguro no significa que necesite trabajar con un terapeuta que acepte su seguro, pero es algo que va a querer considerar.

  1. Vea lo que su escuela o universidad tiene para ofrecer

Si está en la universidad o está buscando un terapeuta para uno de sus hijos, consulte con su escuela para ver qué opciones están disponibles. La mayoría de las escuelas tienen acceso a un terapeuta para sus hijos. Muchas universidades ofrecen terapia gratuita o asequible.

La oficina de administración debería poder informarle más sobre las opciones que están disponibles para usted. También existe la posibilidad de que tengan una lista separada de terapeutas en el área con los que pueda contactar.

  1. Haga una búsqueda e investigación en Internet

Internet tiene información sobre consejeros. Si está buscando un terapeuta en su área, intente una búsqueda en línea para ver quién está disponible. Recuerde, volviendo al consejo número uno, no elija al azar de una lista de nombres. Asegúrese de investigar un poco y analizar las credenciales y la experiencia de cada terapeuta antes de contactar a uno.



También puede ser útil consultar las reseñas en línea para ver cuáles han sido las experiencias de otras personas. El hecho de que otros hayan tenido una buena experiencia no significa necesariamente que vaya a ser el terapeuta adecuado para usted, pero nunca está de más saber cómo se sienten otras personas acerca de los servicios que se les brindaron.

Fuente: rawpixel.com

  1. Comprobar educación y licencia profesional

Cuando elija un terapeuta, querrá saber su nivel de educación. Algunos terapeutas pueden tener solo una licenciatura, pero la mayoría tendrá una maestría o un doctorado. El tipo de título y licencias que tiene un terapeuta variará según su especialidad.

Los consejeros pueden tener una variedad de licencias. Estos pueden incluir una certificación de la junta y licencias estatales. Querrá buscar consejeros que tengan títulos como 'Consejero profesional con licencia' (LPC), 'Consejero de salud mental con licencia' (LMHC), 'Consejero profesional clínico con licencia' (LCPC) o 'Consejero clínico profesional con licencia' (LPCC). Estos títulos son otorgados por juntas reguladoras estatales y garantizan que un consejero esté calificado para abordar sus necesidades de salud mental.

No dude en hacer preguntas si desea saber más sobre sus antecedentes y credenciales. Cualquier terapeuta que no quiera compartir esta información contigo no es uno con el que quieras trabajar.

  1. Conoce su experiencia

El hecho de que un psicólogo tenga una gran educación no significa que tenga la experiencia para aceptarla. Asegúrese de comprender el tipo de experiencia que tiene su terapeuta antes de trabajar juntos. El hecho de que un terapeuta sea nuevo y no tenga mucha experiencia no significa que no vaya a ser una buena opción para usted. De cualquier manera, es útil comprender con qué están entrando en sus sesiones.

Si está buscando ayuda para un desafío de salud mental específico, querrá ver que el terapeuta tenga experiencia y esté capacitado en esas áreas. Por ejemplo, si está luchando contra el trastorno bipolar, no querrá trabajar con un terapeuta que se especialice más en terapia relacional. Busque tratamiento de un terapeuta con licencia que tenga la capacitación en la especialización que necesita, como manejo de la ira, terapia cognitivo conductual, terapia conductual, terapia familiar, terapia de juego, terapia de pareja o terapia familiar con un terapeuta matrimonial y familiar.

  1. Piense en su nivel de comodidad

Al elegir un terapeuta, es importante tener en cuenta con qué se siente cómodo y qué no. Por ejemplo, si usted es una mujer que está pasando por dificultades debido al abuso que experimentó cuando era niño por parte de un hombre en su familia, es posible que no se sienta cómoda con un terapeuta masculino y viceversa. Su nivel de comodidad es muy importante para el éxito de sus sesiones de terapia. Incluso si alguien es un terapeuta altamente calificado, es posible que se sienta más cómodo eligiendo a otra persona.

  1. Considere todas las opciones de terapia

Hay muchas opciones diferentes de terapia, no solo sesiones en persona. Para elegir el terapeuta adecuado para usted, es importante que también considere todas las opciones de terapia para ver cuál funciona mejor para usted. Por ejemplo, existen grupos de apoyo a los que podría ser beneficioso unirse en lugar de sesiones individuales. La terapia en línea puede ser más adecuada para usted, especialmente si no puede encontrar un terapeuta en su área local con el que desee trabajar.

La terapia en línea tiene numerosos beneficios. Puede acceder a su consejero con mucha más libertad, en lugar de limitarse a una sola reunión semanal. Encontrar un consejero en línea también puede eliminar la incomodidad de viajar o sentarse en una sala de espera. Tiene la máxima privacidad y confidencialidad en el asesoramiento en línea. La Asociación Estadounidense de Psicología ha afirmado que existen múltiples facetas de la atención de la salud mental que se pueden abordar a través de interacciones en línea. Esta puede ser la opción adecuada para ti.

¿Cómo sé si un terapeuta es adecuado para mí? Podemos ayudar: póngase en contacto con un terapeuta certificado por la junta ahora.

Fuente: rawpixel.com

  1. Piense en preferencias como la religión.

Si usted es una persona religiosa, es posible que desee encontrar un terapeuta que comprenda su religión y posiblemente comparta creencias con usted. Si esto es una parte importante de quién es usted, entonces también será una parte importante de su proceso de terapia. Si obtiene fuerza, apoyo y consuelo de su religión, entonces puede ser útil encontrar un terapeuta que la entienda y cómo afectará su comportamiento y las cosas que hace y cree.

  1. Solicite recomendaciones personales

Si conoce a personas en su vida que hayan estado en terapia antes, puede ser útil preguntarles si tienen alguna recomendación. Es posible que hayan probado con un determinado terapeuta en el pasado y hayan tenido una experiencia negativa. O pueden tener uno con el que disfrutaron trabajar. Esto puede ayudar a determinar con quién puede probar y de quién debe mantenerse alejado.

Todos son diferentes. Alguien puede tener una experiencia fantástica con cierto terapeuta que usted no prefiere. Incluso si tiene muchas cosas en común con esa persona, es posible que tenga una opinión diferente al respecto. Asegúrese de que cuando reciba recomendaciones personales, también investigue sobre el terapeuta para ver si es una buena opción para usted en otras áreas.

  1. Habla con ellos antes de tu primera sesión

Antes de gastar su tiempo y dinero en una sesión, puede ser útil llamar al terapeuta por teléfono para hacerle cualquier pregunta que tenga. Esto les puede dar la oportunidad de explicar cómo funciona su proceso. También le da la oportunidad de familiarizarse con el terapeuta y determinar si será adecuado para usted o no.

  1. Confía en tu instinto

A veces sabrá que un terapeuta no va a encajar bien, incluso si no sabe exactamente por qué. Asegúrese de confiar en sus instintos porque al final, si va en contra de ellos, lo más probable es que no se sienta cómodo con su decisión. Esto podría afectar negativamente los resultados que obtenga de la terapia.

  1. Da el primer paso

Es fácil quedarse atascado en las etapas de planificación para encontrar un terapeuta. Puede estar nervioso por comenzar la terapia. En lugar de tomar una decisión, continúa investigando diferentes opciones. Si está luchando en cualquier área de su vida o con su salud mental, necesita obtener la ayuda que necesita.

Si se siente más cómodo sin tener que sentarse cara a cara con un terapeuta, considere la posibilidad de obtener una terapia en línea como la que ofrece ReGain. Podría ser la respuesta exacta que estás buscando. ReGain cuenta con un gran equipo de consejeros profesionales calificados. Cada uno de nuestros proveedores de atención está capacitado y autorizado. Contamos con consejeros de muchos orígenes que tienen una amplia experiencia en la atención al paciente. ReGain también ofrece asesoramiento especializado, para que pueda encontrar a alguien que esté perfectamente equipado para proporcionarle una hoja de ruta para su bienestar mental. A continuación se muestran algunas reseñas de los consejeros de ReGain para que las revise, de personas que experimentan diferentes problemas.

Reseñas de consejeros

Shannon está muy bien informado y es hábil para saber cómo usar ese conocimiento para ayudar a otros. Ella también es muy compasiva y alentadora. Tenía mis dudas sobre el uso de un servicio de asesoramiento, pero esta experiencia ha sido increíble. Recomiendo encarecidamente a Shannon a cualquiera que necesite orientación o ayuda en un momento difícil de la vida. Le di algunos desafíos enormes y no se le pasó por la cabeza. Ella ha sido de gran ayuda para mí '.

No sé qué habría hecho sin Harry. Estaba en un lugar muy bajo y no estaba seguro de cuáles eran mis problemas o cómo resolverlos, pero él pudo ayudarme a llegar al fondo de mis problemas y resolverlos. Hoy estoy feliz y me siento de nuevo como yo mismo. Era muy fácil hablar con él y trabajaba conmigo siempre que lo necesitaba. Incluso en vacaciones, se tomó el tiempo para llamarme y hablar sobre lo que estaba pasando. Yo lo recomendaria ampliamente.'

Conclusión

Cuando esté buscando un terapeuta, debe considerar los consejos descritos anteriormente. Busque profesionalismo, calificaciones, estilo de comunicación, sistemas de creencias y cualquier otro elemento que sea importante para usted. Las revisiones y recomendaciones también pueden ser muy beneficiosas. ReGain es una excelente opción si está buscando elegir entre una amplia variedad de profesionales de asesoramiento calificados. No importa lo que esté experimentando, con las herramientas adecuadas, puede avanzar hacia una vida plena y saludable. Da el primer paso.

Preguntas frecuentes (FAQ)

¿Cuál es la diferencia entre un terapeuta y un psicólogo?

Al buscar tratamiento para un problema de salud mental, existen diferencias en los profesionales que es importante conocer antes de buscar tratamiento. La palabra terapeuta es un término amplio para cualquier persona que esté capacitada o autorizada para tratar trastornos de salud mental. Los psicólogos trabajan con pacientes que utilizan diferentes formas de terapia para diagnosticar su problema de salud mental. Un psiquiatra es un doctor en psicología que, a diferencia de un psicólogo, está legalmente autorizado a recetar medicamentos para tratar enfermedades mentales. Ambos profesionales de la salud mental pueden tener una práctica de psicoterapia y, a menudo, se especializan en el tratamiento de individuos o familias.

¿Cómo encuentro un terapeuta?

Encontrar un terapeuta es tan fácil como abrir el navegador en su computadora o teléfono inteligente. Si prefiere ver a un terapeuta en persona, busque terapeutas en su área que aborden el tipo de problemas que tiene. Si no puede acudir a un terapeuta local, o prefiere la comodidad de las visitas en línea, puede buscar terapeutas en línea. No importa qué ruta elija, asegúrese de verificar las credenciales de quien sea que termine viendo. Asegúrese de que tengan las licencias adecuadas, así como la capacitación adecuada, para poder ayudarlo con sus problemas de salud mental.

¿Hay terapeutas en línea?

La tecnología ha cambiado muchos aspectos diferentes de nuestras vidas, y buscar tratamiento de salud mental es sin duda uno de ellos. Los terapeutas en línea son cada vez más comunes, con el objetivo de ayudar a las personas que no pueden pagar la terapia tradicional o que no pueden asistir a las citas en persona. Estos terapeutas suelen tener las mismas licencias y certificaciones que tienen los terapeutas en persona, pero es importante comprobar esto antes de comenzar cualquier sesión con un nuevo terapeuta.

¿Qué se necesita para ser terapeuta?

Tanto los terapeutas como los consejeros requieren muchos años de educación especializada para obtener una licencia para practicar la terapia. Mientras que un consejero de salud mental solo requiere un título universitario de cuatro años, los terapeutas necesitan al menos seis, y algunos incluso optan por obtener un doctorado, que requiere de 10 a 12 años. Independientemente del lugar al que elija ir, los profesionales de la salud mental tienen años de capacitación para ayudar a las personas que necesitan buscar tratamiento por problemas de salud mental.

Hay más de un tipo de consejeros y terapeutas, ya que cada uno elige uno o más problemas de salud mental en los que especializarse. Algunos tipos de terapeutas que puede encontrar en su búsqueda de terapeutas incluyen:

  • Terapeuta familiar: Un terapeuta familiar se especializa en tratar a toda su familia cuando surgen problemas que afectan a todos. Un terapeuta familiar considera las formas en que las acciones de su familia se afectan entre sí, cómo se sienten todos acerca de los problemas de la familia y las formas en que la familia puede abordar estos problemas para construir una relación sólida. Un terapeuta familiar puede tener sesiones individuales junto con sesiones familiares.
  • Consejero de manejo de la ira: Generalmente administrada por un consejero, la terapia de manejo de la ira tiene como objetivo ayudar a las personas que tienen problemas para controlar su ira. El manejo de la ira ayuda a darles a estas personas habilidades para evitar que su ira se salga de control, así como para encontrar las razones por las que su ira a menudo los supera para que puedan reconocer y evitar sus desencadenantes.
  • Terapeuta Matrimonial y Familiar: Un terapeuta de familia matrimonial ayuda a las familias con padres casados ​​a lidiar con los problemas que afectan a toda la familia. A menudo, incluso cuando solo una persona de la familia está experimentando un problema de salud mental o una crisis, también crea malestar o sentimientos negativos en otras personas de la familia. Un terapeuta de familia matrimonial ayuda tanto a los padres como a los hijos a abordar estos sentimientos y a encontrar formas de resolver los problemas que están causando discordia.
  • Consejero de salud mental: Los consejeros de salud mental pueden proporcionar muchos tipos diferentes de terapia para ayudar a las personas con problemas de salud mental. Combinan la terapia tradicional con un enfoque de resolución de problemas para ayudar a las personas a cambiar y resolver sus problemas de salud mental. Los consejeros de salud mental también pueden considerar la administración de medicamentos para ayudar a las personas con depresión severa, ansiedad u otros problemas graves de salud mental.
  • Terapeuta cognitivo-conductual: La terapia cognitivo-conductual, o TCC, combina aspectos de la terapia conductual con la terapia cognitiva. La terapia cognitivo-conductual se enfoca en establecer el aprendizaje sobre su problema de salud mental y establecer metas para superar estos problemas. Al igual que otros tipos de terapia, la TCC puede abordar muchos problemas psicológicos diferentes, desde el trastorno obsesivo compulsivo hasta la depresión y el abuso de sustancias.
  • Terapeuta conductual: Los terapeutas conductuales se especializan en ayudar a las personas cuyos problemas de salud mental causan conductas que tienen un impacto negativo en su vida, como el TDAH o el TOC. Estos terapeutas se centrarán en ayudar a las personas a encontrar formas de afrontar y minimizar estos comportamientos para vivir vidas más positivas y saludables.

¿Cuáles son los 3 tipos de terapia?

Hay mucho más que un par de opciones de terapia disponibles para las personas que buscan encontrar un terapeuta. Algunos tipos de terapia que brindan los terapeutas pueden incluir:

  • Terapia artística: La arteterapia implica el uso del arte para ayudar a las personas a expresar cosas que tal vez no puedan verbalizar, lo que ayuda a las personas a ser más conscientes de sí mismas y desarrollar su autoestima. Las personas que utilizan la terapia de arte expresan sus inquietudes utilizando materiales de arte y sus manos, una experiencia táctil que puede ser especialmente útil para las personas que tienen dificultades para hablar sobre sus problemas, como las que tienen TEPT.
  • Terapia de aceptación y compromiso: La terapia de aceptación y compromiso es un tipo de terapia de atención plena que ayuda a las personas a aceptar y afrontar las dificultades de la vida. La terapia de aceptación y compromiso ACT se centra en tres ideas principales: aceptar sus reacciones y estar presente, elegir una dirección valorada y actuar. La terapia de compromiso ACT evalúa los rasgos y comportamientos de su carácter para ayudarlo a dejar de evitar aspectos difíciles o dolorosos de su vida o eventos de su pasado.
  • Terapia de comportamiento: La terapia conductual aborda los problemas de salud mental que se derivan de conductas autodestructivas o poco saludables y, por lo general, se centra en su yo actual en lugar de en problemas pasados.
  • Terapia de conducta cognitiva: La terapia cognitivo-conductual CBT se enfoca en desafiar y cambiar distorsiones cognitivas y conductas inútiles, mejorar la regulación emocional y el desarrollo de estrategias personales de afrontamiento que se enfocan en resolver problemas actuales.
  • Terapia de pareja: La terapia de pareja es un tipo de práctica de psicoterapia que ayuda a las parejas involucradas en una relación romántica a aprender sobre su relación, resolver conflictos y mejorar la satisfacción general de su relación.
  • Terapia matrimonial y familiar: La terapia matrimonial y familiar trabaja para abordar problemas dentro de toda la relación familiar. Esto puede incluir tanto sesiones de terapia grupal como sesiones individuales, pero el objetivo principal es abordar los problemas que la familia está experimentando en su conjunto, para fortalecer el vínculo familiar.

¿Puedes recibir terapia gratis?

A menudo, hay opciones gratuitas o de costo reducido disponibles para las personas a través de instituciones locales como hospitales, centros comunitarios, lugares de culto o su departamento de salud local. En la ciudad es más fácil encontrar terapeutas que brinden servicios gratuitos o de costo reducido, pero no importa dónde viva, estos servicios pueden estar disponibles cerca de usted.

¿Es mejor Talkspace o BetterHelp?

A medida que la terapia en línea se ha vuelto más popular, han surgido muchas plataformas diferentes con el objetivo de ayudar a las personas a encontrar un terapeuta. Talkspace y BetterHelp son dos de las opciones más conocidas, que pueden hacer que la gente se pregunte si una es mejor que la otra. Si bien ambas plataformas cuestan aproximadamente lo mismo, alrededor de $ 260 por mes para sus planes básicos, Talkspace cobra más por las sesiones de video en vivo. Pero aunque BetterHelp incluye sesiones de video en su plan básico, puede ser difícil encontrar un terapeuta que ofrezca sesiones semanales regulares.

¿Es legítima la terapia en línea?

Mucha gente se pregunta si la terapia en línea sigue siendo una buena terapia. El hecho de que se encuentre con su terapeuta en línea no significa que no esté recibiendo una buena terapia. En cambio, simplemente está aprovechando la tecnología disponible para usted. La terapia en línea le brinda la opción de hablar con un terapeuta sin tener que salir de su casa, lo que puede ser más conveniente para personas con horarios ocupados, que tienen acceso limitado al transporte o que encuentran difícil salir de la casa por razones de salud física o mental. También es una buena opción para aquellos que no tienen un terapeuta local cerca, o no pueden encontrar terapeutas con los que se sientan cómodos.

¿Qué hago si no puedo pagar la terapia?

A menudo, el problema que impide que las personas busquen ayuda es que la terapia cuesta dinero. La terapia tradicional puede ser bastante costosa, especialmente si no tiene seguro médico, y puede costar más de $ 250 por sesión, según el lugar donde viva y la terapia que necesite. Las opciones de terapia en línea, sin embargo, son significativamente menos costosas que la terapia tradicional y se pueden encontrar por tan solo $ 35 por sesión.

¿Vale la pena la terapia?

La terapia es un lugar donde se le da la libertad no solo para discutir lo que le está molestando, sino también un lugar para darle herramientas para superarlo. Las personas que están recibiendo terapia actúan con más confianza y son más capaces de manejar situaciones negativas en sus vidas. Con la fácil disponibilidad de la terapia en línea, no hay razón para sufrir problemas de salud mental. Solo puede mejorar si busca ayuda y, al obtener ayuda, se compromete a vivir una vida más feliz y saludable.